Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Sociólogo de profesión y actual coordinador de la oficina regional en Cajamarca de la Asociación Servicios Educativos Rurales (SER)

En Cajamarca consideran que proceso Lava Jato manda a la jubilación a toda la clase política

Las últimas declaraciones de quien fuera el hombre fuerte de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, en el marco del proceso por el caso Lava Jato ha generado diversas reacciones entre diferentes personalidades de Cajamarca que hacen énfasis en continuar con las investigaciones hasta sancionar a todas las personas involucradas en hechos de corrupción y en la urgencia de una renovación de la polìtica.

El sociólogo y analista político, Pedro Sánchez Legrás, dijo que las declaraciones de Barata confirmaron los indicios manejados por la Fiscalía y que el más afectado ha sido el ex presidente Alan García, quien desde un inició “trazó la cancha a su favor, aparentando que se ubica en un lado diferente a los demás”. Asimismo, opinó que la clase política nacional se ha visto “pulverizada”, por lo que es necesario renovar la política en el país: “La consecuencia que se debe desprender es la jubilación de toda la clase política del país involucrada y pensar en nuevos rostros, pero al mismo tiempo institucionalizar la política, establecer nuevas normas y reglas de juego, nuevos partidos políticos, nuevas ideas y sentidos de hacer política. Ha quedado comprobada la corrupción como consecuencia de la falta de instituciones del país”, señaló.

La abogada y especialista en gestión pública, Teresa Santillán, comentó en que la corrupción ha alcanzado a diferentes políticos sin importar su ideología: “Obras de gran trascendencia como la Interoceánica y el Metro de Lima, nos hacen pensar en que aún existen vacíos legales que nos ayuden a enfrentar la corrupción. No debe acabar en la investigación, sino en repensar en la efectividad de las compras del Estado”, dijo. Respecto a la confesión de Miguel Atala, confirmando que Alan García era el receptor de millonarios pagos, Santillán pidió atención por la posición que adoptarán algunos militantes apristas: “Se ha confirmado que Alan García fue corrupto y que su suicidio fue su eterno escape de la justicia. Ahora, Atala dice que tiene temor a esta “fuerza de choque”, ¿significa acaso una banda delincuencial en un partido político? Debemos estar vigilantes a que las investigaciones sigan su curso y no se vean entorpecidos por militantes apristas”, refirió.

En tanto, la presidenta de la Federación de Rondas Campesinas Femeninas del Norte del Perú - FEROCAFENOP, Amalia Villanueva, opinó que las declaraciones de Barata incrementan la desconfianza de la ciudadanía en las autoridades y candidatos y que la consecuencia de la corrupción a causa de los pagos de Odebrecht es mayor pobreza y desigualdad: “Parece que no debemos esperar nada bueno de las autoridades. Como sociedad civil, como organizaciones tenemos que ser más vigilantes A la corrupción no le interesa el daño que hacen al pueblo. Estamos más desunidos y los únicos que se enriquecen son las empresas y los corruptos”, manifestó.

Finalmente, el prefecto regional, Fernando Silva, en recientes declaraciones a la prensa local, indicó que las investigaciones deben seguir en su curso regular, además de instar a la población y autoridades a respaldar la lucha anticorrupción. Igualmente, informó que Cajamarca se ubica entre los primeros lugares con una importante cantidad de funcionarios públicos inhabilitados por malos manejos: “Cada día que pasa se van descubriendo los malos manejos que ha habido de nuestros fondos públicos. A nivel nacional se está haciendo una gran jornada contra la corrupción y esperemos que esto continúe para que se pueda derrotar a este flagelo que es en realidad muy poderoso”, declaró.