Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

En Cajamarca consideran una pérdida de tiempo enfrentamientos entre el Congreso y el Ejecutivo

Foto: Presidencia de la República

Noticias Ser

La vacancia presidencial fue rechazada por la mayoría del Congreso de la República. En Cajamarca se evidencia la molestia por este nuevo enfrentamiento entre poderes del Estado en el contexto de crisis sanitaria y económica. A continuación, algunas reacciones.

En declaraciones a Noticias SER, Amalia Villanueva Castrejón, presidenta de la Federación de Rondas Campesinas Femeninas del Norte del Perú (FEROCAFENOP), indicó que la nueva crisis política ha significado una pérdida de tiempo, en tanto se ha descuidado la toma de decisiones importantes: “No se entiende como pueden dedicarse a esta discusión. Mejor se debe velar por la salud y bienestar de nuestra gente. El Congreso y el Ejecutivo están peleándose por la vacancia y, sin embargo, hay muchas personas muriendo de hambre. No piensan en que es lo que se puede hacer para extender los bonos porque todavía no ha llegado a los más necesitados. Hay ancianos, personas discapacitadas a las que no se ha apoyado. Nuestras autoridades, que las elegimos, deben preocuparse por esas personas. Están perdiendo el tiempo en estas alturas de la pandemia”, manifestó.

Por su parte, el sociólogo y docente universitario, Víctor Delgado Céspedes, opinó que el proceder de la vacancia está legalmente reconocido, pero desde el aspecto social, se debe enfatizar en los principios y valores que deben regir el accionar político de nuestros gobernantes y que no se pueden negociar: “El trasfondo no es si se grabó o no al presidente. Va más allá. Hay una cuestión de transgresión al tema normativo, de corrupción. El Perú no tiene una orientación ética moral que debería de alguna forma complementar el normal desarrollo de su proceso histórico. Se juzgan medias verdades y eso deja mucho que desear. Yo si estoy un poco desilusionado desde esa perspectiva. La sanción desde el aspecto moral, implica no negociar los valores que rigen a una persona, mucho más si representa a la autoridad del más alto nivel. Debe estar libre de cualquier situación anómala que pueda contravenir los procesos de desarrollo”, mencionó a nuestro medio.

En tanto, Rosario Chuquiruna, activista de los colectivos ciudadanos Mujer Valiente y Ciudadanía Activa, dijo que el rechazo a la vacancia presidencial tiene que ver con dos aspectos: la posición ciudadana y los acuerdos tomados durante la semana entre actores políticos: “Por un lado tenemos todo el esfuerzo de la ciudadanía organizada, de la sociedad civil, para develar lo que estaría detrás de la vacancia y los poderes que intentarían ingresar; además, lo que se coloca en juego, es decir, perder la poca institucionalidad democrática y todo el riesgo para el país. Tampoco es cierto que este gobierno esté dando todas las soluciones que necesite la población, pero ahora mismo no ayudaría una vacancia y peor aún, arriesgando las elecciones de abril próximo en el marco de la reforma. Lo otro, son estos tejes y entretejes en la política y los acuerdos para que Vizcarra se mantenga. El Ejecutivo lo que ha hecho en la semana es desinflar la vacancia y finalmente, dar la última estocada con los acuerdos políticos, el discurso presidencial y la defensa legal”, comentó en comunicación con Noticias SER. 

Las autoridades locales y regionales también se han pronunciado al respecto. El presidente de la Red de Municipalidades Rurales y Urbanas del Perú (REMURPE) y alcalde provincial de Cajamarca, Andrés Villar, posteó: “La convicción democrática no se rifa de acuerdo a cálculos políticos. Ojalá todos aprendamos la lección: El Perú nos necesita unidos para superar los enormes desafíos de la pandemia y de la reactivación económica. Que la historia juzgue a quienes atentaron contra nuestra patria”. Mientras que el gobernador regional, Mesías Guevara, ya se había manifestado en contra de la vacancia por sus consecuencias, aunque ha señalado igualmente, que el presidente Vizcarra tendrá que dar cuentas al término de su mandato. Después de la votación, Guevara criticó a los congresistas que inicialmente aprobaron la moción de vacancia y luego votaron en contra: “Los impulsores de la vacancia terminaron votando por el no y en abstención. Primero fueron irresponsables y luego cobardes. El pueblo salvó la democracia”; “Los demócratas no saludamos el cambio porque causaron mucho daño al Perú. Rechazamos sus actitudes matonescas y cobardes porque al final votaron en abstención y no”, expresó a través de su cuenta en Twitter.