Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Exigen que se investiguen otros casos de corrupción de la gestión de Gregorio Santos

Foto: Radio Marañon

Noticias SER

Después de tres años de juicio, el ex gobernador regional de Cajamarca, Gregorio Santos Guerrero fue sentenciado a 19 años de pena privativa de libertad efectiva por los delitos de colusión simple, colusión agravada y asociación ilícita para delinquir. Junto a Santos también fueron condenados un grupo de ex funcionarios regionales y familiares de la ex autoridad regional, como su hermano Leider Calva Guerrero, así como la actual pareja de Santos, Maritza Briones y su ex pareja Nancy Dávila.

Momentos antes de conocerse la sentencia, Gregorio Santos emitió un comunicado a través de sus redes sociales, argumentando -como ya es costumbre- persecución política y criticando a quienes lo acusan de corrupto: “Estamos seguros que las pruebas y los alegatos sustentados por la defensa técnica, nos darán la razón y la libertad a quienes sufrimos la criminalización en el ejercicio de la función pública (…) A los moralistas y puritanos los perdono porque no han ganado nada. Estamos preparados para poner el pecho, la vida y la libertad si las circunstancias lo exigen, como siempre lo hemos hecho”, escribió.

El periodista cajamarquino Luis Mego fue una de las personas que empezó a investigar y denunciar los presuntos actos de corrupción de Santos. Durante la emisión diaria de su programa televisivo, dijo que si bien, la sentencia se constituye en un avance para atacar la corrupción, todavía hace falta mayor investigación en otros temas, como las obras de saneamiento, por ejemplo, en el que también podrían estar involucrados otros ex funcionarios y ex autoridades regionales: “Hay que ver el tema de saneamiento. Estoy hablando de 250 millones de soles y no está en investigación preparatoria. Tiene que investigarse a mucha gente. Esto recién empieza y aquí Santos -y su gente- va a tener otra condena. En mayo del 2012 estuvimos denunciando estos hechos y nadie nos hizo caso, todos hablaban de Goyo como el salvador de Cajamarca. No me alegra que condenen a una persona, me alegra que haya justicia después de tantos años”, opinó.

Por su parte, el gobernador regional, Mesías Guevara, señaló que la corrupción en el gobierno regional ha generado deudas y que no se canalicen las demandas sociales: “(La sentencia) es un hecho muy lamentable que impacta en la actividad política porque los ciudadanos pierdan confianza, pero a la vez constituye una lección para todos los funcionarios y autoridades electas. Siempre dije que hemos recibido un gobierno lleno de arbitrajes, con muchas deudas, pagamos cerca de 43 millones al año por deudas. El año pasado recibimos 16 millones de canon y eso fue directamente a pagar una deuda que asumió la gestión anterior. La corrupción ha perjudicado el desarrollo”, dijo, sin descartar que todavía existen secuelas dejadas por la gestión anterior.

El prefecto regional, Fernando Silva, indicó que la sentencia debe ser una lección para quienes lleguen al poder, aunque lamentó que familiares de Santos se hayan involucrado: “Es lastimoso porque se convierten en clanes familiares, pero no podemos permitir que se perpetúen en el poder y hagan daño a los más necesitados. Es una lección importante para que quienes gobiernan sepan que el dinero de los ciudadanos es sagrado. (La corrupción) es un daño bastante significativo y por lo tanto pueda ser la razón por la que estamos muy atrasados”, mencionó en declaraciones a medios locales.

Finalmente, la ex consejera regional entre el 2014 y 2018, Lilian Cruzado, hoy candidata al Congreso y conocida por sus críticas a la gestión del MAS manifestó igualmente que las investigaciones deberían continuar: “Hay mucho más que investigar porque falta lo de las obras de saneamiento, de los hospitales, hay más funcionarios implicados”, comentó.

Dirigencia del MAS espera decisión en segunda instancia

Algunos dirigentes del MAS liderados por el ex vicegobernador regional, César Aliaga Díaz, brindaron una conferencia de prensa este martes para respaldar a Santos y expresar que las argumentaciones para dictar sentencia no les son convincentes: “Quienes conocemos el derecho sabemos que la lucha por la justicia es una tarea ardua. Consideramos que este pronunciamiento no es definitivo, será sometido a evaluación en segunda instancia a través del recurso de apelación que entiendo ya se ha interpuesto”, argumentó Aliaga.