Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Municipalidad de Cajamarca y Juntas Vecinales organizan mercados itinerantes para evitar contagios

Foto: Municipalidad de Cajamarca

Ronald Ordoñez

Teniendo en consideración que los mercados se han convertido en los mayores focos de contagio  del Covid-19, en Cajamarca se vienen tomando algunas medidas para no perjudicar a los comerciantes y a quienes acuden a comprar.

A pesar de las disposiciones del gobierno nacional, el público ha continuado asistiendo a los principales mercados de la ciudad de Cajamarca, como San Antonio, Mercadillo, San Sebastián y Central. Ante esta situación, la Dirección Regional de Salud visitó este miércoles el mercado San Sebastián, para recomendar a los comerciantes el cumplimiento de las disposiciones sanitarias, evitando la manipulación de los alimentos, mantenerlos cubiertos, lavarse las manos de manera constante y utilizar adecuadamente la mascarilla.

Por su parte, desde la Municipalidad Provincial de Cajamarca se ha dispuesto que la atención en el Mercadillo será solamente los días lunes, miércoles y viernes porque constituye en un foco de infección debido a la gran concurrencia de público, además del ingreso de una persona por familia siempre y cuando sea mayor de edad y menor de 65 años. En este lugar se ha mantenido el ingreso por género, estableciendo la atención a las mujeres los días lunes y viernes y a los varones, los miércoles; mientras que la descarga de productos se realiza hasta las 6 de la mañana de los días martes y jueves y los sábados se procede con la desinfección de todas las calles y puestos.

De otro lado, en coordinación con las directivas de juntas vecinales del distrito, se han organizado 13 mercados itinerantes en las plataformas deportivas de algunos barrios. Estos mercados funcionan un día por semana y de acuerdo al alcalde provincial Andrés Villar, se está garantizando las normas sanitarias: “La semana pasada salió el dispositivo correspondiente que regulan las características que deben tener los mercados itinerantes y en razón de ellos estamos haciendo el levantamiento de la información para sujetarnos a la normatividad y comenzar el trabajo para acondicionarlos”, manifestó.

Ante la propagación del virus, el alcalde espera que los mercados itinerantes se conviertan en una actividad económica sostenida en los barrios de la ciudad, pues los comerciantes que concurrían con sus productos a los mercados grandes, ahora pueden vender en lugares cercanos a sus viviendas y cuidando su salud: “Vamos a poder enraizar una actividad económica que de bienestar a los vecinos dentro de un marco de salubridad y que permita acceder a los productos en sus espacios directos”, agregó.

Sin embargo, los comerciantes están preocupados por las bajas en las ventas registradas desde el inicio de la emergencia, lo que obliga a algunos a cambiar de rubro: “Se vende menos. Muchos comerciantes han dejado de trabajar, los puestos de venta de menú no pueden atender y por eso están adquiriendo otros productos para negociar, pero no es lo mismo”, refirió a nuestro medio Aníbal Gutiérrez, comerciante del Mercadillo.

A pesar de las iniciativas locales, una de las recientes críticas a la gestión municipal tiene que ver con no haber puesto en funcionamiento el Mercado Zonal Sur, obra de la gestión municipal anterior que se encuentra culminada pero que ha recibido cuestionamientos por no cumplir con algunas disposiciones técnicas y que incluso ha originado denuncias a ex funcionarios municipales. La infraestructura del Mercado Zonal Sur tiene más de 300 puestos y hasta hace unos días, la Municipalidad había ofrecido las instalaciones al gobierno regional para hospedar a las personas que llegaron a Cajamarca, por tal motivo, se está pidiendo que pueda ser implementado para descentralizar la compra y venta de productos.