Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Reclamos por incremento de tarifa en el servicio de agua potable en Cajamarca

Ronald Ordóñez

En los últimos días se han conocido una serie de quejas respecto a incrementos en la tarifa de agua potable por parte de la Empresa Prestadora de Servicios de Saneamiento – SEDACAJ en el distrito de Cajamarca.

Varias personas han difundido a través de las redes sociales fotografías de sus recibos en las que se nota un incremento de hasta el 100% de sus tarifas, mostrando su desacuerdo: “No es justo que en plena crisis SEDACAJ aumente la tarifa por el agua”; “No tenemos trabajo, estamos en cuarentena y encima la empresa aumenta la tarifa”; “En lugar de rebajar el pago, SEDACAJ aumenta el costo del agua perjudicando a miles de familias que no tienen ingresos. Nada de solidaridad en estos tiempos complicados”, son algunos de los comentarios que se han ido repitiendo en los últimos días.

Un comunicado de la empresa informaba que para la facturación del mes de abril se consideró el promedio histórico debido a que sus trabajadores no salieron a realizar la lectura de medidores, pero según lo señalado por la Oficina Defensorial de Cajamarca, muchas viviendas fueron desocupadas durante la emergencia por lo que este procedimiento no tendría base. Igualmente, la empresa ha informado que en algunos casos se ha realizado el cobro de dos o tres meses impagos, sin embargo, muchas familias han señalado que pese a estar al día se han visto perjudicados con el incremento.

Al respecto, el lunes se desarrolló una reunión entre representantes de SEDACAJ, la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento – SUNASS y la Defensoría del Pueblo. En la reunión se acordó que la empresa revisará todos los casos para identificar a usuarios perjudicados por la facturación en base al promedio histórico. Se informó que se ha calculado que serían unos 3 mil usuarios a quienes se les podría devolver el exceso en la facturación de junio. No obstante, se dio cuenta también que se han presentado problemas de fugas internas y consumos atípicos lo que ha significado un mayor consumo. La empresa asimismo, señaló que unos 7 mil usuarios podrían acogerse al beneficio de fraccionamiento y habilitará canales virtuales para la atención de consultas, solicitudes y reclamos, además de que en los recibos se brindará detalles sobre el cobro.

Precisamente, Agustín Moreno, jefe de la Oficina Defensorial de Cajamarca, señaló que hace falta fortalecer los canales de información entre la empresa y usuarios, así como el seguimiento a los reclamos de manera oportuna. Por su parte, el gerente de SEDACAJ, Lino Gutiérrez, dijo que la empresa ha aplicado la nueva estructura tarifaria dispuesta por la SUNASS a partir de enero del presente año lo que involucra un incremento, no obstante, se comprometió a dar atención a cada uno de los casos presentados.

Finalmente, el alcalde provincial de Cajamarca, Andrés Villar, informó que se ha presentado una carta a SEDACAJ pidiendo que el Órgano de Control Interno y la SUNASS desarrollen una auditoría a la facturación y recaudación del periodo de mayo del 2019 a mayo de 2020: “Estamos siempre del lado de la justicia para nuestros vecinos, más en circunstancias tan adversas como la que vivimos. Vamos a defender los intereses y derechos de nuestro pueblo. No vamos a permitir ningún tipo de abuso en su contra”, concluyó el burgomaestre.