Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Camila Gianella: “La pandemia te hace vivir en un estado de emergencia permanente”

Foto: El Comercio

Omar Rosel

Al día  27 de mayo, las cifras de contagios por Covid-19  en el Perú llegan a 129,751 casos, situación que va poniendo en cuestión si las medidas adoptadas por el gobierno para evitar la propagación del coronavirus han sido las más efectivas. Pero también revela una serie de precariedades de nuestro sistema de provisión de servicios estatales –especialmente el de salud- y nos muestra las crudas brechas sociales y desigualdades que hacen difícil sostener ciertas estrategias aplicadas por el gobierno. Para conversar sobre este contexto, Noticias SER entrevistó a Camila Gianella. Directora Ejecutiva del Centro de Investigaciones Sociológicas, Económicas, Políticas y Antropológicas- CISEPA de la Pontificia Universidad Católica del Perú

 

El Perú fue uno de los países que respondió rápido ante la pandemia del Covid-19, con medidas que fueron saludadas por todo el mundo, sin embargo los resultados no son los esperados ¿qué ha sucedido?

Debemos entender por qué el gobierno reaccionó tan rápido en tomar éstas medidas. Creo que en otros países tienen mejores servicios de salud y un sistema de protección social mucho más sólido y más amplio que el peruano, así como mayores derechos laborales, seguridad social, sistemas de transporte eficiente que permiten tomar otro tipo de medidas. Creo que en el Perú, el gobierno fue consciente de ello y tomó medidas que permitieran que el sistema de  aumente su capacidad dentro de los recursos que se dispone y creo que eso ha sido acertado. Y aunque lo que estamos viviendo, es terrible en números, estoy convencida de que es menos de lo que podía haber sido. Creo que es un error medir el éxito o no éxito de las medidas adoptadas comparándonos con las medidas que tomaron Noruega.

¿Se trata sólo de personas irresponsables que no respetan la cuarentena o son las estructuras de desigualdad que no permitieron tener mejor resultados de las medidas para reducir el contagio?

Es un error echarle la culpa a la gente, porque debemos ser conscientes de que no teníamos un buen sistema de información, no hay atención primaria, no hay capacidad de monitorear, hubo demoras en las pruebas y hemos estado trabajando a ciegas durante mucho tiempo. Entonces, poner la responsabilidad sólo en las personas o la gente está mal, cuando no hubo capacidad de saber cómo se comportaba la enfermedad. Y lo otro es que se han tomado medidas, como la transferencia monetaria a los hogares pobres y a otros, pero ésta no llega o no alcanza, y la gente tiene que sobrevivir. También tienes un Estado que en mucho tiempo te ha dicho: “Sé emprendedor y resuelve por ti mismo” y de repente te dice “No seas emprendedor y no resuelvas por ti mismo”, y eso es complicado. El Estado también ha sido lento con las canastas desde los gobiernos locales que no llegaban a tiempo, hubo problemas de coordinación. Hay una serie de problemas en la implementación de ese discurso de la cuarentena que no está funcionando bien y del otro lado, la gente también tiene que sobrevivir, ese es el problema.

¿Cómo evalúa la respuesta del gobierno en el ámbito de la salud, era inevitable que ocurriera el colapso de hospitales?

Sí, era inevitable, pero lo que más me sorprende es que salgan varios ex Ministros de Economía a criticar, cuando ellos han hecho todo lo posible para tener el sistema de salud que tenemos, porque se ha hecho mucha inversión en hospitales de cierto nivel y se pasaron por presupuesto por resultados y otros indicadores, construyendo un sistema de salud que responde a ciertos indicadores pero que no funciona como un sistema de salud que de atención integral o que tenga la capacidad de transferir a un paciente, eso no existe. Si vemos el informe de la Contraloría qué se emitió en el 2018 sobre la situación de los hospitales, establecimientos de salud, la capacidad de laboratorios, esa información ya nos indicaba que el sistema de salud no iba a poder responder a este pandemia, a pesar de que el personal de salud está muy comprometido, pero con estas condiciones, tienen el derecho de estar asustados y no se quieren contagiar.

¿Cuáles son los principales riesgos que enfrentamos en este momento y a los que el gobierno debe prestar atención?

El gobierno está pensando a qué debería prestarle atención ahorita, pero lo lamentable es que las medidas que uno adopta se tiene que asentar en una estructura y esa estructura no existía, por ello lo que se haga no va a tener el impacto que se espera. Lo que si se tenía es mucho dinero ahorrado pero no lo tenías invertido en cosas que se necesitaban. El riesgo que se tiene en este momento es que no se tiene la capacidad de control, porque se van ir abriendo actividades económicas formales, pero alrededor de eso se van armar actividades informales, como lo que vimos en Gamarra. Ahí tienes una capacidad de reacción en algunos lugares donde mandaron al ejército y a la policía, pero eso tiene un límite. Existe el gran riesgo de que se venga una ola grande de contagios que va a encontrar a un sistema de salud cansado y colapsado y, una población que también está cansada.

Uno de los sectores que está siendo más golpeado son los pueblos indígenas amazónicos ¿Qué medidas urgentes debería implementar el Estado para garantizar la vida e integridad de estas poblaciones?

El Estado ha actuado de manera negligente con los pueblos indígenas, a pesar que hubo una apertura de las organizaciones indígenas desde marzo, cuando buscaron coordinar acciones, porque eran conscientes de lo que les podía pasar. Pero no los escucharon porque no los consideran ciudadanos de igual categoría que el resto. Y otra vez se está repitiendo la marginación que sufren los pueblos indígenas amazónicos. Desde el Ministerio de Salud y el Área de Pueblos Indígenas han hecho el plan pero se han demorado y el Ministerio de Cultura  no coordinó adecuadamente acciones. Pero hay un plan que tiene la idea de actuar por cuencas e identificar cuál es la mejor manera de poder hacer retenciones. Va a ser bastante difícil transferir pacientes, porque no hay capacidad en los hospitales en Loreto o Ucayali, entonces lo que busca implementar son equipos móviles y coordinar con las organizaciones. Hay que saber cómo se está comportando la enfermedad en las comunidades, es necesario un trabajo de epidemiología comunitaria. Hay que trabajar con las organizaciones, tener más apertura de las instancias del Estado para hacer esto bien. Ya se han demorado, ya se evidenció la negligencia y hay que tomarlo en serio, porque la pandemia puede ser terrible en los pueblos indígenas.

La atención de salud para atender a la población contagiada con el Covid-19 ha invisibilizado otros problemas ¿Qué cuestiones requieren ser atendidas aun cuando no concluye la cuarentena?

La pandemia te hace vivir en un estado de emergencia permanente. Entonces, hay ciertos debates que nos están haciendo, como la reforma política o electoral, eso se ha dejado de lado. Obviamente tiene una razón de ser y hay que pensar cómo vamos a volver a atender eso. En el campo de la salud creo que es importante ver que tenemos un sistema que está en emergencia y en caso de atención ambulatoria, desde la mitad de marzo, estamos haciendo que gente con enfermedades crónicas que necesitan atención no vayan a los establecimientos de salud porque les tienen miedo y porque les han dicho que no vayan y, esa gente necesita atención, porque es gente que tiene enfermedades contagiosas como tuberculosis que viven en lugares hacinados con sus familias. Hay incapacidad para hacer estudios de contacto y no sabemos cómo será el impacto de la cuarentena en otras enfermedades. Seguimos en emergencia con un riesgo grande que venga una segunda ola y el sector salud está totalmente abocado a ello. El sistema de salud está actuando puramente en un sistema de emergencia para Covid-19 y cuando se habla de una reforma de salud y otras medidas como lo que está planteando el Congreso, no se pueden hacer pensando solo en el Covid-19. Se tiene que pensar en una reforma estructural del sistema que permita llegar bien a cualquier situación que implique atención especializada.