Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Comunicadora y feminista. Responsable de comunicaciones de la Asociación SER

Daniela Catrileo: Ser hoy indígena en cualquier lugar del mundo es ser resistente.

Desde niña, Daniela Catrileo tenía claro que su primer libro se llamaría Río herido y así fue. “Río herido” es el resultado de conversaciones con sus padres y abuelos, quienes siendo mapuches vivieron un duro proceso de migración, desde el sur de Chile, hasta instalarse en la periferia de Santiago, donde nació y creció Daniela.

Este primer libro de poemas le permite reflexionar sobre la migración y la pérdida de su lengua, el mapudungún, pero también ese proceso de escritura ha sido una forma de recuperar esa memoria, esa lengua perdida.

“Sentía que las historias de mi familia, de mis vecinos, no estaban escritas en los libros de esos momentos, y de alguna manera, creo que escribir fue una forma de ir recuperando esa memoria, esas lenguas perdidas y esos silencios que estaban ahí presentes. El pueblo mapuche uno de los grandes problemas que ha tenido es que le quitaron su lengua. Existe todavía mucha gente que habla el mapudungún y hay también mucha gente que lo está revitalizando, sin embargo hay muchas generaciones que silenciaron el mapudungún, por miedo al racismo y por miedo a que sus hijos o hijas vivieran lo que ellos han vivido”

Daniela es parte de una generación de jóvenes artistas que tienen claro que la reivindicación indígena, es una apuesta política. No es casualidad que se hayan conocido a partir de actividades convocadas para recaudar fondos para sus hermanos y hermanas que estaban realizando huelgas de hambre o que habían sido encarcelados por luchar por la recuperación de sus territorios. Eso es ser indígena para ella y junto a su colectivo mapuche feminista [Rangiñtulewfü], han decidido no solo recuperar la memoria y lengua indígena, sino también la dignidad mapuche. “Reconocerse como mapuche o como indígena viviendo aún en la capital, también es resistencia” dice Daniela.

“Mi reivindicación permitió que también mi familia pudiera sacarse esos velos que tenían de pensar que ser indígena es algo negativo”.

“Hay niños y niñas que se sienten inspirados en decir “soy mapuche” y no tener vergüenza (…) Me alegra pensar que hay muchas bandas de rap cantando en mapudungún. Que los niños y niñas puedan escuchar rap en mapudungún, que digan qué dice ahí y empezar a recuperar la lengua a través de las canciones y no solo a través de la poesía o el cine.”

Daniela también ha escrito un segundo libro de poemas llamado “Guerra Florida” en el que hace el ejercicio de ficcionar el territorio americano, “como si América fuera un territorio de mujeres indígenas y que la colonización y la conquista fuera un hecho masculino.”

La poeta estuvo en Lima, participando de una mesa de diálogo “Una memoria herida: entre el testimonio y la poesía” con José Carlos Agüero y una conferencia sobre “Colonialidad y minorías” junto a Rita Segato y Cecilia Méndez en el marco de la XXIV edición de la Feria Internacional del libro de Lima.

Para conocer más sobre Daniela y de la labor que viene desarrollando en su país, les invito a mirar el siguiente vídeo entrevista.

Vídeo  https://www.youtube.com/watch?v=RIBRg36nMjE

Daniela Catrileo