Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Eduardo Ballón: "Vamos a tener una cantidad importante de congresistas impresentables"

Foto: Luisenrrique Becerra

Una entrevista de Omar Rosel

Este inicio de año se vienen entremezclando una serie de temas de coyuntura política, como la fría campaña electoral congresal desconectada del interés de la ciudadanía, la juramentación parcial de los miembros de la Junta Nacional de Justicia, por el cuestionamiento de algunos de sus integrantes; las implicancias políticas de la sentencia judicial a Gregorio Santos, los anuncios de cambios en el funcionamiento del Tribunal Constitucional  por parte de Marianella Ledesma al asumir la presidencia de ésta institución. Para poder abordar todos estos temas de coyuntura, Noticias SER conversó con Eduardo Ballón, antropólogo e investigador de DESCO.

 

¿Cómo caracterizaría al proceso electoral congresal que va llegando a su recta final?

Es un proceso desordenado, frio y que no genera interés de la población, que lo mira a la distancia. Es una campaña absolutamente fragmentada en los discursos y las propuestas de la infinidad de candidatos y agrupaciones que hay.

La distancia de la población con el proceso electoral ¿está relacionada con su decepción por las candidaturas que presentan las organizaciones políticas?

Me da la impresión que ese es un primer factor bastante significativo, el segundo tiene que ver con el peso que mantienen en la agenda la judicialización de la política y la corrupción. Estos temas impactan en el proceso, así como en la posición de la gente sobre la política. Y, en tercer lugar son las características mismas del proceso.

Por las características de las candidaturas que vemos ¿podríamos esperar algún cambio sustancial en la próxima representación congresal?

Tengo la impresión que no vamos a asistir a ningún cambio significativo. Seguramente tendremos algunos representantes decorosos, pero también vamos a tener una cantidad importante de congresistas impresentables y otro grupo significativo de representantes silenciosos que buscarán no hacerse notar.

¿Considera que esta posibilidad va en contra de las tareas pendientes como culminar adecuadamente la reforma política y la reforma de la justicia?

Es más o menos claro que en el poco tiempo que tendrá este Congreso, las prioridades deberían ser, entre otras cosas, la reforma de justicia y la reforma política, sin embargo no hay nada que nos garantice que eso sea así.

¿Cómo afectará a la izquierda la sentencia judicial contra Gregorio Santos?

Es obvio que afecta a los distintos sectores de la izquierda como ocurrió con el caso Villarán. Es obvio también que vas a ver los titulares con comentarios de buena parte de los analistas que buscarán levantar al máximo esta decisión judicial, que por lo demás era predecible. Ahora bien, más allá de la sentencia a Santos la posibilidad de que las izquierdas tengan una representación congresal importante son bastantes lejanas.

¿Qué nos revela que dos de los siete integrantes que lograron ser elegidos para integrar la Junta Nacional de Justicia (JNJ) tengan cuestionamientos?

Es evidente que en el intento de la reforma de justicia y la creación de la JNJ, nacieron con varios problemas, empezando con la propia composición de aquellos que tenían que impulsar, promover y asegurar la conformación de esta junta con personajes como el Defensor del Pueblo o el señor Lecaros (Poder Judicial). Entonces, era más o menos predecible que se iba a terminar con un resultado de esta naturaleza. A pesar de los esfuerzos que han hecho ambos por negarlo, hay una cantidad de indicios que los aproxima a varios de los integrantes de “los cuellos blancos del puerto”.

Dejando de lado a María Zavala y Marco Falconí ¿Considera que la composición actual de la JNJ, garantiza un accionar que vaya en el sentido de la reforma de justicia que el país requiere?

Dentro de la composición de los elegidos hay sin ninguna duda varios ex magistrados y abogados que tienen una trayectoria importante y que son respetables; sin embargo la ilegitimidad que tiene de partida la JNJ está más allá de sus virtudes. Y la Fiscal de la Nación y la Presidenta del Tribunal Constitucional han tenido que hacer una fuerte presión para impedir la juramentación de los dos personajes de los que estamos hablando.

¿Habrá un giro sustancial en el funcionamiento del Tribunal Constitucional con la llegada de Marianella Ledesma a la presidencia de ésta institución?

Ella lo ha anunciado así. Yo diría que sus primeras decisiones parecen indicar una disposición a cumplir con aquello que se ha comprometido, pues tanto su comportamiento frente a la composición de la Junta Nacional de Justicia, además del impulso a que todo el proceso de debate de la decisión sobre la demanda competencial sea transmitido en directo, poniendo en circulación el texto presentado para ese debate, indicarían una disposición y un interés por recuperar y cambiar la imagen del Tribunal Constitucional.

¿Cómo cree que terminará la demanda competencial por el cierre de Congreso y cuáles podrían ser sus efectos políticos?

Difícil decirlo, porque varios de los miembros del Tribunal Constitucional han dado muestras de ser absolutamente impredecibles. Sin embargo, todo indica que puede haber una mayoría que reconozca la constitucionalidad del cierre del Congreso, pero que plantee un conjunto de observaciones que no respondan a la expectativa de quienes buscaban debilitar aún más al Ejecutivo y al Presidente Martín Vizcarra. Lo que es claro es que Pedro Olaechea ya perdió, eso es lo único que se puede afirmar tajantemente en este momento.

Para terminar ¿Considera que ya es hora que el equipo de fiscales que investiga el caso Lava Jato debería empezar con las acusaciones para iniciar el proceso judicial?

Me parece que el tiempo que se está tomando la fiscalía es excesivo y va en contra de la fiscalía y de su función y, los obliga a un ejercicio mediático permanente jugando en una cancha que manejan otros, que son aquellos que quieren que fracase. Su desafío es empezar a acusar ya.