Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Luis Montenegro: "En Lambayeque hay una improvisación total frente al Covid-19"

Foto: Semanario Expresión

Omar Rosel

La región Lambayeque registra -al 29 de abril- 1,956 casos de personas contagiadas con el  Covid-19, siendo la tercera región con la mayor cifra a nivel nacional. Asimismo, ha reportado hasta la fecha 172 muertes, la más alta tasa de letalidad a nivel nacional. Detrás de todas estas cifras se esconde una serie de situaciones que han conllevado a que Lambayeque sea una de las regiones más azotadas por la pandemia del coronavirus. Para intentar explicar lo que viene sucediendo en la región norteña, Noticias SER, entrevistó a Luis Montenegro Cerquen, Coordinador Regional de la Mesa de Concertación para lucha Contra la Pobreza de Lambayeque.

 

¿Cuál es la explicación de que Lambayeque sea la tercera región en casos Covid-19, y la segunda en número de muertes?

Nadie ha estado preparado para este virus, ni los países más avanzados han tenido la infraestructura adecuada para soportar la carga de infectados. Y la precariedad del sistema de salud en Lambayeque ha complicado el escenario, porque desenmascara las cosas que no se han hecho en mucho tiempo, porque cuando hay un paciente con COVID-19 hay que llevarlo al hospital, pero no hay camas, no hay respiradores, no hay suficiente médicos, no hay puntos de acción. La explicación de por qué hay más casos en Lambayeque, también es por el desorden, la conducta y cultura que tenemos de abrazarnos, estar juntos en los mercados. Y lo otro es que mucha gente se aglomeró en los bancos por los bonos que se dieron. Todo eso explica por qué hay infectados en muchos lugares de la región.  De otro lado, la verdad es que no tenemos un plan de contingencia, no tenemos un plan B. En Lambayeque hay una improvisación total frente al coronavirus. Por eso estamos entre las 3 regiones con más infectados.

¿Se puede explicar las altas cifras en la poca articulación de la respuesta de autoridades regionales, locales y el sector salud?

Allí hay dos detalles que son muy importantes que no podemos callar. Cuando los congresistas vinieron a decirle al gobernador “nosotros queremos trabajar desde el primer día”, la autoridad regional los desairó. De otro lado, cuando los pacientes iban llegando, el hospital del MINSA no los quería recibir porque eran de Essalud. Esta situación pasó con el primer caso Covid-19 de Ferreñafe, que le enviaron de un hospital a otro y al final lo tuvieron que devolver a su zona y falleció. Este caso refleja la incapacidad del sector de salud, por eso vino Pilar Mazzetti y nos dijo que se conforme un comando, pero el gobernador no asumió el liderazgo.

Pero ¿el Comando Covid de Lambayeque ha desarrollado estrategias más o menos coherentes que permita encaminar la reducción de casos?

Es muy difícil precisar, porque además es una instancia que está subordinada al gobierno regional, pues éste los nombra con una resolución. El Colegio Médico ha indicado que la Mesa de Concertación debería ser parte de este comando pero este es muy cerrado y no nos han convocado. Pero no importa que no nos convoquen, lo que queremos es que nos escuchen, porque ya hemos reclamado indicando que la sociedad civil y los colegios profesionales sean parte del Comando Covid-19, incluso los partidos políticos. Esta situación desenmascara la actitud soberbia de las autoridades.

En diferentes lugares del país se habla de subregistro de casos. ¿Ocurre también en Lambayeque?

Hoy en el diario La Industria el alcalde de Tumán declara que hay muchos pacientes que han muerto pero no están registrados. También hay un dato de que estaríamos llegando a más de 5 mil infectados. Sucede que no tenemos pruebas y hay muchas personas sospechosas de contagio,  unos se automedican, otros hacen la cuarentena voluntaria y lo peor es que muchos que estaban sanos, acuden al hospital al menor síntoma, y se terminan infectando.

¿Se tiene aún distritos libres de casos de coronavirus?

Había. Hoy día recibí la triste noticia que en Incahuasi ya se tiene casos y era unos de los pocos distritos donde no había llegado el Covid-19. Es muy preocupante porque es una zona que tiene altos índices de desnutrición, anemia y pobreza. Entonces, si entra el virus este podrá multiplicarse muy rápidamente y enfermar a las personas, porque además su infraestructura de salud es muy mala y precaria.

Se ha transferido presupuesto para regiones y gobiernos locales para la lucha contra la pandemia ¿Cómo se está la ejecución de estos fondos en la región Lambayeque?

Lambayeque tiene más de 15 millones, pero el nivel de ejecución sólo llega a 24 %. Eso expresa la falta de liderazgo y compromiso del gobierno regional. Ahora se ha convocado un diálogo que esperemos exprese una voluntad de cambio.

¿Se está dotando adecuadamente de equipos de protección al personal de salud?

En los hospitales los médicos y enfermeras hacen paros exigiendo sus equipos de protección personal, porque no tienen guantes, no tienen mascarilla. Ante este reclamo las autoridades, dicen ya les dimos el material.  Y lo que hemos visto es que se pierde el material y hasta las pruebas.

¿Se ha logrado reducir en Lambayeque el incumplimiento del aislamiento social obligatorio?

Todo es a la fuerza. Como dicen “a cocachos” se ha metido a la gente a sus casas, se han capturado a las personas que andaban por las calles y no entendían. Había gente que a pesar de la cuarentena estaban en las calles. Y algo terrible es que personas con pruebas positivas se iban a trabajar. Además, hay personas que lo guardan en secreto porque tienen vergüenza por el estigma de morir infectados porque creen que los van a cremar. El problema es que esa  persona que murió con Covid-19 pudo haber contagiado a su esposa y a sus hijos, y eso ha hecho que aumenten los casos.