Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Sociólogo de profesión y actual coordinador de la oficina regional en Cajamarca de la Asociación Servicios Educativos Rurales (SER)

Marisa Glave: “Primero resuelvan los pasivos y después hablamos de expansión minera”

En el 2016 las organizaciones sociales de Hualgayoc iniciaron un paro indefinido exigiendo atención a la contaminación producto de los pasivos ambientales mineros. Ese mismo año se declaró en emergencia ambiental algunas zonas por un periodo de 90 días, pero a la actualidad la contaminación sigue presente, incluso, en diciembre del año pasado se produjo un derrame desde las operaciones de la minera Gold Fields. A partir de este hecho, las organizaciones han decidido iniciar un paro indefinido desde el 6 de febrero exigiendo la remediación ambiental y que la actividad minera no se expanda. Precisamente, la congresista de Nuevo Perú, Marisa Glave estuvo hace unos días en la zona y Noticias SER la entrevistó para conocer sus impresiones.

¿Cuál es la situación que ha encontrado en Hualgayoc? ¿Hay avances post declaratoria de emergencia ambiental?

Veo a la población muy molesta porque siente que el Estado se ha burlado y no ha hecho nada. La declaración de emergencia ambiental fue en 2016 y los compromisos que asumió el Estado no se han cumplido, por ejemplo, acelerar la remediación de dos ex unidades mineras que tienen un número importante de pasivos (Cleopatra y Los Negros) a pesar de que en 2017 los funcionarios del Ministerio de Energía y Minas (MINEM) que asistieron a la mesa intersectorial que coordinaba el Ministerio del Ambiente (MINAM) informaron que el presupuesto ya estaba aprobado y que el 2018 se ejecutaría. Hemos constatado que eso era mentira porque el MINEM nunca transfirió el presupuesto a Activos Mineros que es la empresa pública encargada de la remediación. Recién, por el trabajo de mi despacho y con la presión de organizaciones y autoridades locales, logramos que esos recursos se transfieran en diciembre del 2018, más de 2 años después de la declaratoria de emergencia.

Sin embargo, hay otras zonas con presencia importante de pasivos

Hemos podido constatar que cerca de Bambamarca no solamente están Los Negros, sino la ex unidad minera La Tahona cuya remediación se encargó al Consorcio Corsa. Este consorcio dejó a la mitad el trabajo con todos los pasivos al aire libre, removió relaveras y zonas de desmonte y dejó todo abierto. Se ha ido a un arbitraje con el Estado y la población lleva años sin encontrar solución, lo que es absolutamente grave.

¿Qué otras acciones se han coordinado desde su despacho?

Hicimos seguimiento para que se logre el presupuesto de 50 millones dirigido a remediar las ex unidades mineras Cleopatra y Los Negros. Ahora nos hemos comprometido a presionar y a hacer seguimiento a lo que ocurre en el MINEM sobre la controversia con el Consorcio Corsa para la remediación de los pasivos en La Tahona, pues si resuelven Los Negros -que son 53 pasivos- no servirá de mucho si siguen abiertos 55 pasivos de La Tahona porque el agua va a seguir contaminada. También, vamos a apoyar a la Dirección Regional de Salud para que en coordinación con la Dirección General de Salud del MINSA y con el presupuesto del pliego nacional, se realicen 700 tamizajes más que permitan conocer la contaminación por metales en la sangre de la población. Finalmente, nos hemos comprometido a apoyar al alcalde provincial para que en el Ejecutivo y Congreso se entienda la necesidad de aprobar presupuesto para agua potable y saneamiento, porque uno de los problemas grandes es que el agua no es suficientemente tratada y eso abona a que la población siga con un índice alto de metales en el cuerpo.

Precisamente, ¿cómo está la situación de las personas a las que se les encontró presencia de metales en la sangre?

No hemos tenido mayores informes. La población está molesta porque después que les hicieron los exámenes no ha habido seguimiento. Viajaron a  Cajamarca, les dieron los resultados, les han dicho que hay que hacer seguimiento pero nada más. Es verdad también que en ningún lugar de explotación minera -con efectos en la población- hay expertos en enfermedades o en el tratamiento a la condición de la salud de personas con metales en la sangre y eso es algo por lo que el Estado tiene que responder. Precisamente, hay un proyecto del congresista Oracio Pacori para atención con especialistas en salud en zona minera.

¿Cómo entender el desempeño del MINAM o de otros ministerios para con la población de Hualgayoc?

No se puede justificar de ninguna manera su inacción. Es una falta de respeto y lo que demuestran es el desprecio que tienen por la población que vive lejos de la capital, porque si se tuviera ese nivel de contaminación en San Isidro su actuación sería totalmente diferente. Me parece que hay displicencia de parte de los funcionarios, y eso tiene que cambiar, porque o cambia porque asumen su responsabilidad y son conscientes de que quienes viven en Bambamarca son tan ciudadanos como cualquiera en el Perú, o vendrá el estallido de otro conflicto social.

¿Se conocen las afectaciones que originó el derrame de la empresa Gold Fields en diciembre pasado?

Todavía no sale el informe de OEFA sobre el daño causado. Nos han dado los resultados de laboratorio pero todavía sin análisis y entendemos que se ha elevado la presencia de cobre, mercurio y plomo en el agua y eso es algo gravísimo, tiene que haber una sanción de parte de OEFA, de parte del Estado.

Al respecto, la posición de las organizaciones es que no haya más expansión minera

Estoy de acuerdo con ello, tienen razón. No es posible que el Estado pretenda que la población dé licencia social a más minería en una zona con pasivos que el Estado todavía no resuelve. No hay derecho, es algo que no tiene nombre, una falta de respeto total a la población. Primero resuelvan los pasivos y después hablemos de expansión minera.  Ahora no tiene ningún sentido sin que se recupere un ambiente mínimamente sano para que la población pueda estar tranquila.

El 6 de febrero se inicia el paro indefinido, pero las organizaciones han pedido que algunos ministros lleguen a Bambamarca el 5 para dialogar ¿qué esperar del Ejecutivo?

Que manden a los ministros porque la población tiene derecho a que sean atendidos correctamente. Si van los ministros y se comprometen será una buena señal.

¿Y del Congreso?

Este es un Congreso bastante debilitado y con varios problemas, pero por lo menos yo me he comprometido a hacer seguimiento y a acompañarlos.