Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Tania Pariona: “Es grave que se esté dejando de lado a las comunidades andinas”

Foto: Servindi

Omar Rosel

La reciente publicación del Decreto Legislativo 1489 sobre Protección de los Pueblos Indígenas u Originarios en este contexto de emergencia sanitaria por el Covid-19, ha sido calificada de tardía y excluyente debido al incremento de contagios entre este sector de la población. Para analizar este tema, Noticias SER conversó con Tania Pariona Tarqui, activista indígena y ex Congresista de la República. 

¿Cuál es la situación de los pueblos indígenas en la actual situación de emergencia

En el caso de la Amazonía la situación de los pueblos indígenas es una situación de colapso en lo que se refiere a la salud. El contagio ha llegado a las comunidades y territorios rurales, y aún no se han hecho pruebas en estos territorios, no han sido sujetos de ningún bono, no les ha llegado la canasta, salvo en ciertas comunidades cercanas a las ciudades. Hay una triple vulnerabilidad: primero, por la distancia geográfica que implica una comunidad amazónica rural, segundo por la pobreza y precariedad en las que se encuentran las familias, que ni siquiera pueden acceder a los servicios de protección y limpieza que se necesitan para enfrentar al virus, y tercero por la presencia de industrias extractivas en sus territorios, sean petroleras o taladores ilegales que han seguido operando.

¿Qué opina sobre la reacción general que ha tenido el Estado en relación a la atención de los pueblos indígenas en medio de la emergencia?

Lo que llama la atención es que el Ministerio de Cultura publique el decreto legislativo 1489 hace unos días, como si estuviéramos al inicio de la emergencia cuando aún no habían casos, y se podía hablar de una prevención efectiva con todos los protocolos, por ejemplo la limitación de ingreso a estas zonas o los tramites de autorización de ingresos excepcionales a reservas indígenas. Estamos en otro contexto, donde las cosas se han desbordado porque ya tenemos casos en la Amazonía así como en la zona andina, por ejemplo en Ayacucho el virus ha llegado a algunos distritos rurales.

¿Por qué cree que el Ministerio de Cultura no respondió de forma inmediata a las demandas de diversas organizaciones e instituciones para proteger a los pueblos indígenas de la pandemia?

Lo que indica este retraso es que se ha subestimado la pandemia. No hubo una mirada de prevención ni de planificación, menos de enfoque cultural, territorial, lingüístico para atender nuestra diversidad. Esto devela que hay una débil institucionalidad indígena dentro del Estado. El Ministerio de Cultura es el ente rector y su rol era articulase con los otros sectores, pero no actuó en su momento y hoy la vulnerabilidad en nuestros territorios indígenas ha crecido.

¿Las medidas que expone el Decreto Legislativo 1489, garantizan en algo la protección de los pueblos indígenas y la reducción de la propagación del coronavirus entre estas poblaciones?

El Decreto tiene muchos vacíos y es insuficiente para la situación en la que se encuentran las comunidades andinas y amazónicas. El rol del Ministerio de Cultura termina siendo el mismo de siempre, ellos deciden cuáles son los pueblos indígenas a partir de una base de datos que es referencial y que ni está concluida ni está actualizada. Esto excluye a un sector importante. La verdad es que esto podría ser totalmente ineficiente y tener muy poco impacto.

¿Por qué cree que el decreto no hace mención al rol que deberían cumplir los gobiernos locales y regionales?

No se dice absolutamente nada sobre el rol de los gobiernos regionales que tienen jurisdicción sobre su territorio, tampoco se hace mención al rol de las Direcciones Desconcentradas de Cultura (DDC), que no cuentan con presupuesto ni lineamientos sobre su actuación. Las DDC podrían ser un brazo importante para promover algún espacio de coordinación para atender a los pueblos.

¿El estado está en la capacidad de garantizar mecanismos de participación, coordinación y articulación con organismos representativos de los pueblos indígenas para la implementación de medidas de protección contra el coronavirus?

Debemos ser autocríticos. El movimiento indígena en el Perú y las organizaciones que han tenido vocería y presencia en espacios de discusión han perdido presencia. Eso denota la debilidad que hay al interior de nuestras organizaciones y es el desafío permanente que tenemos. Existen organizaciones indígenas, desde el nivel nacional hasta el regional, pero el reto es una mayor articulación para tener una interlocución valida con el Estado. Ahora bien, el Estado siempre decide con quién consulta y eso excluye a diversas organizaciones como las rondas campesinas, las organizaciones aymaras o algunas centrales regionales amazónicas.

El Decreto Legislativo aprobado por el gobierno contiene una serie de modificaciones a la Ley de lenguas indígenas ¿cree que el gobierno contaba con facultades para legislar en esta materia y porque se regula este tema en la actual situación?

Es bien curioso, porque el Ministerio de Educación desde la Dirección General de Educación Básica Alternativa, Intercultural Bilingüe ha trabajado por mucho tiempo el mapa etnolingüístico e hizo muchas cosas por el tema de la lengua. Hacer un cambio en este momento no hace sino debilitar lo avanzado. Yo insisto en que hay una mirada limitada respecto a las políticas interculturales dirigidas hacia los pueblos indígenas y la pandemia es una oportunidad que debería servir para tener una nueva perspectiva y cambiar las estrategias habituales que se han utilizado.

¿Cómo interpretar que el Ministerio de Cultura haya implementado hasta ahora sólo medidas respecto de los pueblos amazónicos pero no haya considerado a la población indígena andina y la que habita en la costa?

El Ministerio de Cultura se ha centrado sólo en el ámbito amazónico, cuando de lo que se trata es de actuar ante una pandemia nacional que está impactando de manera diferenciada a los pueblos indígenas de todo el país. Es grave que se esté dejando de lado a las comunidades andinas. Creo que hay una visión bastante limitada que cree que los pueblos originarios sólo están en la Amazonía y ese es un retroceso que ratifica los estereotipos que hay sobre los pueblos indígenas, porque hay indígenas en zona urbana, periurbana, sectores populares, la zona andina y la zona aymara.