Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Vidmar Mengoa: “Debemos olvidarnos de las cuarentenas radicales"

Foto: Pachamamaradio

Miluska Pizarro

Desde el 01 de julio se levanta la cuarentena, aplicándose algunas medidas dispuestas en el marco de la nueva convivencia social. Noticias SER, entrevistó al decano de Colegio de Médicos del Perú – Consejo Regional XIV Puno, Vidmar Mengoa Herrera, quien realiza un análisis de los más de 100 días de la cuarentena y de las estrategias que deben ser implementadas en la región Puno.

¿Cómo califica la cuarentena que se dispuso desde el 15 de marzo hasta el 30 de junio?

La cuarentena ha sido un fracaso. El Gobierno ha experimentado disponiendo las medidas, si funcionó en un determinado lugar no significa que será igual en otros. Lo que nos preocupa es que Perú está entre los 6 primeros países a nivel mundial con mayores casos positivos de covid-19, y vemos como países vecinos han aplicado otro tipo de estrategias sanitarias y les ha funcionado. Lo que queda es hacer una cuarentena focalizada donde sin dejar de lado los principios básicos de higiene para evitar el contagio de la enfermedad.

¿Qué factores han podido influenciar para no obtener los resultados esperados?

Perú es un país multiétnico y pluricultural,  por tanto el comportamiento de la población va a responder de acuerdo a las diferencias, culturales, sociales, económicas y climatológicas.

El principal problema es que por años hemos tenido un sistema de salud olvidado y postergado tanto por el gobierno nacional como el regional, con infraestructura precaria, equipamiento insuficiente, con personal médico mínimo. Somos conscientes de que la pobreza devela que el más del 70% de la población – y sobre todo en nuestra región- no tiene capacidad de poder sobrellevar el confinamiento, lo que obliga a salir y desacatar lo dispuesto por el Gobierno.

¿Cuál es su opinión respecto a la situación de Puno?

La falta de producción y la paralización de actividades económicas ha generado que los pobres sean más pobres, el desempleo y la informalidad incremente, dentro de todo esto también encontramos la falta de liderazgo y la poca visión de parte del gobernador regional; y nos llama la atención de que no se tenga un diagnóstico de la región Puno. Es importante hacer un análisis de los 100 días de esta emergencia sanitaria, evaluar nuestra propia realidad para contrarrestar esta enfermedad, de lo que se hizo y de lo que hace falta.

Se dijo que los factores ambientales de algunas regiones podría influir en las bajas cifras de casos de covid-19 ¿Afirma que es así?

Si hacemos un comparación frente a otras regiones, Puno está en ascenso de casos positivos de covid-19 con más de mil contagiados y 28 muertos a la fecha, por ello no debemos confiarnos que el factor altura nos beneficia, creo se debe hacer más estudios sobre el tema.

La provincia con más pacientes con esta enfermedad es San Román ¿Qué medidas se debería aplicar?

Los mercados son lugares de mayor transmisión de la covid-19,  esto se ha demostrado con los testeos aleatorio que se realiza, recientemente se hizo en el mercado San José donde 15 comerciantes han dado positivo. En Juliaca se tiene más de 30 mercados informales, ahí debemos trabajar en educación para la salud, concientizar al poblador. Debemos olvidarnos de las cuarentenas radicales, hay que focalizar a las personas con riesgo de contagiar y ser contagiados; es necesario y urgente contar con equipos de respuestas rápidas.

¿Qué propone el Colegio de Médicos ante esta nueva normalidad?

Propone que sebe realizar una cuarentena focalizada, con participación activa de organizaciones civiles. Pedimos la reactivación del Consejo Regional de Salud, para trabajar de forma articulada y aplicar políticas regionales de salud. Este consejo se puede convertir en un órgano asesor del Gobierno Regional y municipios.

Otra estrategia que proponemos son los cercos comunitarios epidemiológicos, que tiene un enfoque de atención primaria de salud, para que desde los distritos y comunidades se identifique riesgos, detección precoz y se gestione ayuda.

¿Han sostenido reuniones de trabajo con el Gobierno Regional para implementar estas medidas?

Desde el Consejo Regional de Decanos (CONREDE) Puno sostuvimos una reunión en el mes de abril, donde se pidió que un miembro sea parte del Comando Regional Covid-19 pero lamentablemente hubo una respuesta negativa del Gobernador y del director de la Dirección Regional de Salud. Y se quedó que CONREDE, sea un ente fiscalizador antes las acciones que realizan para enfrentar la pandemia pero no es suficiente.

Hay algunas nueva medidas que se está implementando como el uso de protectores faciales ¿Cree que podría ser eficiente?

Cualquier tipo de aporte que pueda ayudar a mejorar la bioseguridad de las personas, será importante pero hay que empezar primero a capacitar a la población, no se trata de imponer, primero se debe informar de cómo usarlo y los cuidados que se debe tener. Se obliga el uso de mascarillas; sin embargo, poco o nada se ha promocionado sobre la higiene respiratoria, así como la detección temprana de la enfermedad. Se debe incidir en el aspecto preventivo.

Desde inicios del Estado de Emergencia muchos médicos han reclamado por equipos de protección personal, ¿se ha solucionado este tema?

A través de nuestras plataformas virtuales nuestros colegas aún nos comentan que tienen este tipo de necesidades,  el problema persiste.

¿En qué aspectos debería incidir el Ministerio de Salud?

El Ministerio de Salud ha implementado los hospitales con camas UCI y adquisición de medicamentos, y se ha olvidado de la Atención Primaria de Salud, este aspecto se debe fortalecer porque ayudará a controlar y contener la enfermedad.