Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Entregan restos de victimas del caso Cabitos 84 en Ayacucho

Por Yuly Yaranga

La Fiscalía Supraprovincial de Derechos Humanos de Ayacucho y Huancavelica, realizó una ceremonia, en las instalaciones del Ministerio Público de Ayacucho, donde hizo entrega de 12 restos óseos de víctimas de la violencia a sus familiares, de los cuales tres fueron exhumados de la zona de La Hoyada y corresponde al caso Cabitos 84. Los otros nueve corresponden a las localidades de Hualla (Víctor Fajardo), Ccantoni, Querobamba, Huacaña (Sucre) y Secclla  (Huancavelica).

En la ceremonia, Daniel Jara Espinoza, Fiscal Superior Coordinador de la Fiscalía Superior Penal y Fiscalías Penales Supraprovinciales, precisó que su institución tiene un compromiso en avanzar  con la tarea de búsqueda de la verdad y también de la justicia. “Esta ceremonia es una muestra concreta, pequeña pero simbólica de reparación a las víctimas. Entendemos que deben tener dolor y frustración de que después de más de 35 años recién se haga entrega el resto de sus familiares”, expresó.

Para la responsable regional de la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas, sede Ayacucho, Milagros Quiroz Vargas, este acto  de restitución simboliza el cierre del duelo de los familiares y el compromiso del Estado para con las víctimas. “Significa que las victimas puedan tener el entierro digno, significa también que el Estado se está comprometiendo desde la Dirección General de Búsqueda para que se pueda apoyar con el acompañamiento psicosocial, el tema logístico y materiales para el entierro digno de las personas”, expresó.

Quiroz Vargas puntualizo que el trabajo de la Dirección de Búsqueda de Desaparecidos termina con el acompañamiento a los deudos hasta la cristiana sepultura de sus familiares en los lugares elegidos por ellos. “Acompañamos hasta el lugar del entierro, los acompañamos en el velorio y el entierro, cuando ya están enterrados ahí nuestro trabajo termina, pero seguimos haciendo el seguimiento, para saber cómo están”, dijo.

En conversación con Noticias SER, Cordero De la Cruz -quien recibió los restos de su primo Tito Arturo (Caso cabitos 84)- manifestó que en esta ceremonia experimentaba un sentimiento de dolor, pero a la vez de cierta alegría por haber encontrado el cuerpo de su familiar. “Ahora ya sabemos dónde está y por lo menos los domingos ya tendremos donde llevarle flores. En mi mente mi primo estaba vivo, ahora si ya soy consciente que mi primo ya falleció”, dijo entre lágrimas Cordero De la Cruz.

Sobre el caso Cabitos 84, Ernesto Ambia, Coordinador en Ayacucho de la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) recordó que es un caso donde se dieron detenciones, torturas, asesinato y desaparición forzada en el contexto de la violencia política entre los años 1983 al 1985. “La investigación del caso Cabitos es desde el 2003, después que la Comisión de la Verdad recomendara que se investigue y procese a los responsables de estos hechos de vulneración de derechos. Y ahora se está restituyendo los retos de 3 víctimas”, dijo.

 

Falta de presupuesto

Jara Espinoza, Fiscal Superior Coordinador de la Fiscalía Superior Penal y Fiscalías Penales Supraprovinciales, señaló que se tiene más de 1000 restos óseos humanos para ser identificados y que el principal problema que afrontan es la falta de presupuesto para seguir el trabajo de identificación de las víctimas. “No lo hacemos, no por que no podamos hacerlo, sino porque no existe el presupuesto para los reactivos e insumos, la señora fiscal de la nación viene gestionando para obtener un presupuesto para cumplir y este año avanzar con un porcentaje significativo de identificaciones, tenemos mucha tarea y cosas por hacer desde el Ministerio Público y de esa manera poder resarcir a los familiares de las víctimas”, refirió. 

cabitos