Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Programas de reducción de cultivos de hoja de coca no tiene resultados en el VRAEM

Ante el anuncio del presidente Martín Vizcarra que este año el Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales en el Alto Huallaga (CORAH), iniciará acciones de erradicación del cultivo ilegal de hojas de coca en la zona del Valle del Río Apurímac, Ene y Mantaro, dirigentes de agricultores y cocaleros cuestionaron dicha decisión y también criticaron la ineficacia de los programas del Estado de reconversión productiva aplicados en el VRAEM.

Julián Pérez, dirigente de los agricultores del VRAEM, precisó que la producción de coca se ha incrementado, lo que no es un secreto entre los pobladores del valle, donde “la mayoría vive de la hoja de coca y la economía se basa en la coca”, por ello dijo que una erradicación forzada podría tener costos sociales altos. Pérez dijo que en los últimos años se ha sostenido reuniones con el gobierno nacional, para ver los lineamientos de cómo se trabajaría la reducción de los espacios cocaleros de manera concertada y mutuo acuerdo. “La alternativa era sembrar otros productos como cacao, café, piña. Todo estaba listo, pero DEVIDA y el proyecto especial PROVRAEM, empezaron a trabajar unilateralmente a buscar beneficiarios que no estaban dentro de la organización”, expresó

Pérez indicó el PROVRAEM no registra resultados positivos en el marco de los objetivos para los que fue creado, a pesar del desembolso de grandes cantidades de dinero de la Cooperación Internacional y “lo único que ha ido es caer en los bolsillos  de los directivos con jugosos sueldos y cero beneficio para el hermano agricultor”. Explicó que las organizaciones sociales del VRAEM están pidiendo que se fiscalice al PROVRAEM sobre la forma de intervención y el gasto de recursos. “Es necesario conocer como ha trabajado, porque ahora el gobierno no puede empezar a intimidar a todos los cocaleros con la erradicación de la coca en el VRAEM”, acotó.

Carlos Oriundo, periodista del distrito de Pichari y conocedor de la problemática del VRAEM, preciso que el gobierno no está en la posibilidad de iniciar la erradicación de la hoja de coca, porque no existen condiciones políticas y sociales para este proceso de erradicación de la hoja de coca. Asimismo precisó que el anuncio de la erradicación, está siendo aprovechado por algunos dirigentes  que quieren ganar las elecciones que se están desarrollando al interior de la Federación de Productores Agropecuarios de los Valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (FEPAVRAEM).

Por su parte, Pedro Yaranga, analista político, dijo que “hasta ahora nadie se ha atrevido en aplicar el tema de la erradicación forzosa de la hoja de coca en la zona del VRAEM, no obstante que la coca se ha incrementado desmesuradamente y que son más de 21 mil hectáreas de coca en el VRAEM, con el cual se produce el 75%  de droga que sale del país”.

A nivel de acciones que desplegará la organización de cocaleros como respuesta al anuncio del gobierno sobre la erradicación, algunos dirigentes indicaron que tras culminarse el proceso eleccionario de la nueva junta directiva de la FEPAVRAEM (que se realizará el 25 de agosto), se planteará  la suspensión  inmediata del proyecto Especial PROVRAEM y acciones para impedir la posible intervención del CORAH para la erradicación de la hoja de coca en el VREAM.