Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Candidatos de Cajamarca proponen nueva legislación en minería y mayores impuestos a empresas

Foto: Proactivo

Noticias SER

El último domingo, una alianza de medios de comunicación cajamarquinos organizó el “Debate final de candidatos al Congreso por Cajamarca”. Uno de los principales temas abordados fue la legislación sobre temas de minería.

Inicialmente, Jorge Rojas (Somos Perú), manifestó que Cajamarca es una región minera por excelencia, pero se tiene que “buscar que la minería no tenga tantos beneficios y exoneraciones como las ha tenido”. Ydelso Hernández (RUNA) propuso un seguro para las personas contaminadas por metales pesados, además de una nueva legislación minera “para poner reglas claras y las empresas no vengan a hacer lo que quieran”. Su compañero de lista, Jorge Urquía, planteó la modificación constitucional para cobrar impuestos, insertando el impuesto a la renta por exploración: “necesitamos cambio constitucional y de legislación política minera”, dijo.

Por su parte, Nelson Barrantes (Podemos Perú) señaló que efectivamente deben darse modificatorias en la Ley de Minería, pero resaltó la necesidad de trabajo para la población: “La Ley tampoco establece el tema de puestos del trabajo para la gente de la zona”, expresó. En tanto Alan Benel (Partido Morado) dijo que es necesario otorgar una mayor carga tributaria a los impuestos. Vladimir Ruiz (Juntos Por el Perú) indicó la eliminación de los contratos ley y un seguro ambiental para que “la misma empresa pague sus contingencias”.

Roberto Mosqueira (APP) propuso la Ley de Concesiones Recíprocas para que el Estado registre ganancias en un determinado tiempo y la Ley de Salidas de Recursos Naturales y Protección del Patrimonio Productivo para mayores beneficios a las poblaciones aledañas: “Seguimos en la idea de regalar nuestros recursos. Que no haya evasión de impuestos”, expuso. Miguel Rojas (Perú Nación), planteó una “verdadera reforma constitucional”, que permita respetar la opinión de la población de las zonas de influencia directa e indirecta y que el 40% de las utilidades se otorguen para diversificar la producción en el país.

Mirtha Vásquez (Frente Amplio) fue enfática en señalar que la afirmación de que el Perú es un país minero es errónea, puesto que es un país diversificado. Propuso la modificación tanto de la Ley de Minería, como del Decreto Legislativo N° 757; además aspectos a reformar como el tema tributario, impactos en los recursos y salud de las personas y debatir por qué a la minería se le otorga prioridad sobre cualquier otra actividad; asimismo comentó: “No hay una ley para atender la salud de la población contaminada y es necesario que se cree un registro de víctimas contaminadas y establecer los seguros y garantías para afrontar los desastres que se producen”. Su compañero en la lista, Juan Chilón, respaldó la diversificación productiva por lo que planteó una nueva Ley de Minería: “Entiendo la desconfianza del pueblo porque hay defensores que negocian”, explicó.

Jorge Rimarachín (Democracia Directa) criticó a la gestión del MAS debido a que en 8 años aumentaron las empresas mineras y específicamente se refirió a Gregorio Santos, por los actos de corrupción ya comprobados. Igualmente, planteó la renegociación de los contratos, la modificación de la Ley de Consulta Previa para que se amplíe a una mayor población, la remediación de los pasivos ambientales pagados por las propias empresas, seguro de salud para la población afectada y una remuneración económica mensual y la industrialización del cobre en Cajamarca.

Ismael Linares (UPP) expresó que tiene que hacerse un inventario de las principales fuentes de agua en las cuencas y subcuencas de Cajamarca y del país e incorporarlo a la nueva Ley de Minería: “Sabiendo la cantidad de agua podemos sentarnos en una mesa de diálogo para distribuir el agua”, dijo. Finalmente, Rubén Vilchez (Podemos por el Progreso del Perú) recalcó en la necesidad de una nueva Ley de Minería: “Esta ley es obsoleta, ya ha perdido vigencia”,