Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Comando de Lucha de Hualgayoc esperan que prospere denuncia contra minera Gold Fields por derrame del 2018

Ronald Ordóñez

El 16 de diciembre del 2018 se produjo un derrame de relaves de la empresa minera Gold Fields en la provincia de Hualgayoc, ocasionando la muerte de unas 7 mil truchas, de acuerdo a lo informado.

A raíz de las protestas originadas, poco después, en febrero de 2019 se instaló una mesa de diálogo con representantes del gobierno nacional, en la que además se debatió respecto al tratamiento de personas con presencia de metales en la sangre, la remediación de pasivos ambientales mineros, la construcción del Hospital General de Hualgayoc y de una planta de tratamiento de agua de Bambamarca, entre otros. Desde algunas organizaciones sociales también se propuso impedir que las empresas con operación en Hualgayoc amplíen sus actividades. En este contexto, dirigentes del Comando de Lucha de Hualgayoc, Hugo Cruzado y Jesús Benavides, a inicios de agosto del mismo año, demandaron ante la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Cajamarca, al gerente general de minera Gold Fields, Ronald Díaz y con responsabilidad a la propia empresa, por el derrame producido en 2018.

Un año después de esta denuncia, ambos dirigentes vuelven a llamar la atención sobre los problemas que genera la minería en la provincia y la denuncia que entablaron. En diálogo con Noticias SER, el secretario del Comando de Lucha, Jesús Benavides Marín, informó que ha sido citado junto con el dirigente Hugo Cruzado por la Fiscalía Ambiental de Cajamarca para que en los próximos días brinden su declaración, por lo que se encuentran agrupando diversas evidencias que sustenten su denuncia: “Nos ha llegado una notificación para declarar. Adjuntaremos algunas evidencias más, pero las evidencias son claras que hubo la contaminación y por eso vamos a proseguir”, manifestó.

Asimismo, cuestionó que la mesa de diálogo del 2019 no haya dado los resultados que esperaban, pues a su criterio, no se ha avanzado en la ejecución de las actividades que se plantearon: “Vinieron, prometieron tantas cosas pero al final de cuentas no se realizó nada. La mesa quebró y se quedó en nada. Es una burla más”, dijo, “hemos pedido una sanción a la empresa; indemnización a las familias afectadas por la contaminación; limpieza general del río Tingo Maygasbamba; también una construcción de una planta de tratamiento para Bambamarca; no más expansión minera en cabecera de cuenca y además, por parte del gobierno hubo un compromiso para remediación de pasivos ambientales pero no lo hicieron”, agregó. 

Finalmente, aseguró que como ha pasado en anteriores oportunidades, desde el distrito de Bambamarca, capital de Hualgayoc, se mostrará oposición a cualquier intento de parte de las empresas mineras en Hualgayoc para seguir ampliando sus operaciones más allá del 2022.