Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

DIRESA Cajamarca se prepara para una segunda ola de contagios por covid-19

Foto: Andina

Ronald Ordoñez

La crisis política ha copado la agenda de los medios de comunicación en la última semana, sin embargo, un posible rebrote de contagios por Covid-19 en el país y en la región es una preocupación permanente.

Hasta el día de ayer martes 17 de noviembre, la información de la Dirección Regional de Salud (DIRESA) daba cuenta de un total de 47,415 casos confirmados de contagios, de los cuales, 36,944 se han recuperado; además, son 1,059 personas que lamentablemente han fallecido en toda la región desde el inicio de la pandemia, mientras que 72 pacientes se encuentran hospitalizados.

Si bien, las cifras actuales muestran un descenso en los contagios y muertes, desde las instancias de salud se asegura que de todas maneras se tendrá un rebrote o segunda ola de contagios, tal como viene ocurriendo en otras partes del mundo. Al respecto, Rocío Portal, sub directora de la DIRESA, manifestó que se encuentran ejecutando un plan de contención y un plan comunicacional que permita una mejor capacidad de respuesta superior a la primera ola: “Estamos preparándonos para una segunda ola y le pedimos a la población que no baje la guardia, que siga cuidándose”, manifestó.

En relación a un posible incremento de contagios dadas las protestas de los últimos días, dijo que se sabrá entre los próximos 7 y 15 días, aunque como ya se sabe, el contagio es comunitario: “Estamos con todo el tema comunicacional fuertemente, difundiendo con el apoyo de organizaciones e instituciones, para minimizar el impacto (del contagio) en las marchas”, declaró a medios locales.

Por su parte, el director del Hospital Covid Simón Bolívar, Jhony Delgado, informó que dicho nosocomio se encuentra abocado solamente a la atención de pacientes teniendo en cuenta el posible rebrote. En el hospital, asimismo, se ha activado el servicio de consulta externa para pacientes que resultaron contagiados y necesitan un seguimiento posterior. Se espera que si las cifras siguen disminuyendo se pueda extender la atención a todo tipo de pacientes, aunque por el momento, esto todavía es imposible.