Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Gregorio Santos crítica a “izquierda de whisky con galletas” en congreso regional de Perú Libre en Cajamarca

Foto: Canal N

Gregorio Santos Guerrero y los dirigentes regionales del Movimiento de Afirmación Social (MAS) organizaron el fin de semana el Primer Congreso Regional de Perú Libre, la agrupación política que lidera el gobernador regional de Junín, Vladimir Cerrón, con la cual han hecho una alianza política.

Durante el evento se informó que el dirigente de la provincia de Cajabamba, Jorge Espelucín Aliaga, conocido por su rechazo a la minería, y el ex alcalde de Celendín y ex candidato a la alcaldía provincial de Cajamarca por el MAS, Jorge Urquía, serán los representantes de Perú Libre en la región. Con esta actividad, Perú Libre inicia oficialmente la organización de su campaña regional con miras a las elecciones generales del 2021 y en el MAS confían que Gregorio Santos será su candidato.

Precisamente, Santos criticó a un sector de la izquierda peruana, que para él no ha contribuido a transformar el país, calificándola como “izquierda de café” o “izquierda de whisky con galletas”. Asimismo, dijo que el hecho que dirigentes de provincias estén liderando un proyecto político con proyección nacional, está causando incomodidad en políticos limeños: “La única forma de hacernos representar es construyendo un partido. No podemos comparar a Perú Libre con Democracia Directa o el liderazgo de Cerrón con otros liderazgos, porque Cerrón tiene una formación firme revolucionaria, una formación profesional y tiene una región estratégica del país. Con quien tenemos más grandes coincidencias es con Perú Libre”, señaló.

En otro momento aseguró que la experiencia de dirigir el gobierno regional de Cajamarca ha resultado un medio para el objetivo que se han planteado, aunque, no hizo mayor mea culpa de los errores durante los 8 años de gestión. Igualmente, como ya es característico en Santos, criticó la Constitución Política, el modelo económico, el Congreso, la gestión de Vizcarra y hasta la reforma política: “Nuestro gran objetivo fue construir una fuerza política, tomando ciertos espacios de gobierno para poder arribar a la reconstrucción del Estado. La experiencia nos dice que no es suficiente ganar una alcaldía, una región, ser consejero regional o alcalde, porque arribamos a cargos de esa naturaleza con la legislación que implementa un modelo económico neoliberal”, manifestó.

Por su parte, el ahora dirigente regional de Perú Libre, Jorge Espelucín, se mostró confiado en que los candidatos que se designen lograrán el respaldo de la población cajamarquina, resaltando además el trabajo que realizarán desde las bases: “Debemos preocuparnos para crear conciencia que finalmente nos permita tomar el poder nacional desde las bases y desde ahí transformar la historia de nuestro país. Sin lugar a dudas es el mejor proyecto político nacional que hemos parido en los últimos años”, mencionó durante el discurso que dirigió a los militantes de Perú Libre.