Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Ernesto Ráez: Los incendios forestales nunca son espontáneos, especialmente en los bosques amazónicos

El dantesco incendio forestal que se registra en la Amazonía de Bolivia y Brasil, viene generando preocupación mundial por la cantidad de hectáreas de bosques que vienen siendo afectadas, así como por la situación de las especies de la fauna. Para conocer más sobre la problemática, Noticias SER entrevistó a Ernesto Raez, ecólogo y docente de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya

 

¿Cuáles son las causas que explican el incendio forestal en la Amazonia que ya consumió miles de hectáreas de bosques en Brasil y Bolivia?

Estamos en la época donde hay un mínimo de lluvias y se empieza a secar todo, entonces, la gente aprovecha para hacer quemas agropecuarias. Hay pequeñas, medianas y grandes quemas. En el caso de Bolivia suelen ser muy grandes y están relacionadas con la apertura de tierra para la soya. Es usual que se salgan de control e invadan el bosque o la pradera, quemando las especies silvestres. Este año hay una sequedad particular que combinada con fuertes vientos han impulsado estos incendios mayúsculos. Lo mismo ocurre en Brasil con el añadido que tenemos al  gobierno de Bolsonaro adoptando acciones en contra de la protección de la Amazonía y del monitoreo de la prevención de incendios.

Entonces, ¿los incendios también están relacionados con un inadecuado manejo de la Amazonía?

Los incendios forestales nunca son espontáneos, especialmente en los bosques amazónicos, y en el caso del incendio que comentamos se mezcla un evento climáticamente propiciado, pero causado por el ser humano, y que empeora por las decisiones políticas del gobierno de Brasil. Ahora hay que decir que también en el Perú todo el mundo quema de manera irresponsable en momentos donde no se debería quemar y sin las precauciones necesarias. La gente hace lo contrario, elige los días más calientes, los días más secos e incluso no le importa si es un día de viento, y ello convierte estas quemas en un grave problema.

¿Las áreas de la selva peruana están amenazadas por el gran incendio se registra en Brasil y Bolivia?

En principio no, pero es posible que el humo de esos incendios, que viajan muy lejos, llegue a nuestra atmósfera, y esto significará un problema de salud en la Amazonía peruana, aumentando problemas respiratorios para niños y ancianos.

En los últimos años vemos que los incendios forestales son repetitivos y cada vez en dimensiones mayores ¿seguirá esta tendencia?

Si no se hace nada para atacar las raíces del problema, definitivamente sí. Además, en cada ocasión es un poco más grave, porque actúan y afectan un ecosistema que ya fue afectado el año anterior,  y el propio bosque y el ecosistema empieza a cambiar. La consecuencia es que sólo sobreviven las especies que son favorecidas por el fuego y esas especies hacen más combustible y más fácil de entrar en llamas. Los incendios forestales generan un círculo vicioso de degradación de los ecosistemas y pronunciada pérdida de la productividad natural. Además, cada año estamos emitiendo más carbono a la atmósfera, estableciendo un círculo vicioso a nivel global de mayor cantidad de carbono en la atmósfera y mayor calentamiento global, que las condiciones y más propicias para más incendios. Son varios círculos viciosos que están uno encima del otro.

¿Qué impactos directos va a provocar el incendio forestal de Brasil y Bolivia en el planeta?

Por un lado estamos movilizando carbono en forma de árboles animales y otras plantas en el bosque, fuera de la atmósfera, contribuyendo al calentamiento global. De otro lado, estamos matando justamente los seres vivos que extraen carbono de la atmósfera, estamos matando la gallina de los huevos de oro y ya no vamos a poder recuperar la máquina irreemplazable que extraía el carbono de la atmósfera, porque hemos matado los bosques.

A nivel del Perú se tiene marcos regulatorios y preventivos para evitar estos incendios, pero ¿Por qué no se aplican?

La ley forestal, desde el 2011 precisa con claridad que debe existir un plan de prevención de incendios, que se han demorado años en aprobarlo, y ni siquiera se está cumpliendo a pesar de ser su primer año de implementación, si se hubiera hecho algo tendríamos acciones preventivas, advertencias antes del inicio de la temporada de incendios, para que la gente no quemé, y no tenemos nada.

¿Qué es lo que debería hacer el gobierno de forma inmediata y rápida para contrarrestar esta situación?

Ya tenemos monitoreo en tiempo real, con información accesible y gratuita. Senamhi hace una evaluación de riesgo de incendios evaluando días calientes, secos o ventosas. Eso permite calcular un riesgo de incendio. Lo segundo es generar recomendaciones muy detalladas por distrito. Se puede informar que si viene un ventarrón no se hagan quemas, y si al monitorear se constata que alguien lo ha hecho, pues lo metes a la cárcel. Tenemos todas las herramientas técnicas, científicas y  legales para poder controlar esto, pero el Estado se tiene que hacer cargo, y lo que vemos, antes que voluntad política, es una enorme negligencia

------

Luego de la entrevista, hemos recibido este mensaje de Ernesto Ráez:

"En Brasil, se está quemando lo que fue anteriormente deforestado (bosque tumbado). Son fuegos completamente provocados, resultantes de las decisiones de Bolsonaro. En Bolivia, Evo aprobó "quemas controladas" el mes pasado, y ahora tenemos una conflagración. Entonces, antes que una estación seca especial, lo que estamos viendo es el efecto de las políticas extractivistas sobre la Amazonía."