Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Mesías Guevara: Debemos construir un diálogo que no sea una mecedora

En la siguiente entrevista, Mesías Guevara Amasifuén, candidato al gobierno regional de Cajamarca por Acción Popular, presenta sus principales propuestas y las medidas que tomará en caso obtenga la victoria en la segunda vuelta electoral. El ex congresista viene realizando una intensa campaña en la que compite con Walter Benavides de las filas de Alianza para el Progreso.

¿Cuál diría qué es su principal propuesta?

Hemos diseñado un modelo productivo y económico con varios ejes: social, económico, desarrollo sostenible, infraestructura y modernización administrativa de la región. En el eje económico por ejemplo, contamos con una matriz productiva en la que se prioriza la agricultura, ganadería, turismo, política forestal y emprendimiento.

Las denuncias por supuestos actos de corrupción han empañado a la gestión del MAS ¿qué medidas tomará para enfrentarla en caso resulte elegido?

Es urgente modernizar y reformar la gestión administrativa de la región. Planteamos establecer el gobierno digital para automatizar los diversos procesos; asimismo, el fomento de la participación ciudadana y una gestión que se sostenga en la meritocracia. Consideramos que los funcionarios deben tener tres características: solvencia moral, sensibilidad social y capacidad profesional.

¿Cómo evalúa los 8 años de gestión del MAS?

Deja muchas dudas y deudas porque no ha correspondido al apoyo brindado por el electorado. Deja también varias obras inconclusas, un analfabetismo muy alto. Creo que este gobierno está totalmente descalificado.

Cajamarca está en los primeros lugares de pobreza y pobreza extrema ¿qué acciones ejecutará para atacar esta situación?

La pobreza se ataca generando trabajo, pero hay algo que tenemos que emprender de manera conjunta y es la lucha contra la anemia y desnutrición crónica, porque una infancia desnutrida o anémica está condenada a ser pobre toda su vida. Por lo tanto, vamos a enfrentar a estos males de manera articulada con el gobierno nacional. De nada va a servir tener grandes infraestructuras si es que tenemos desnutrición y anemia.

La articulación regional también está pendiente

Nuestra región está desarticulada en varios aspectos: Tenemos una conectividad inadecuada, nos falta una verdadera integración cultural y una articulación entre el gobierno regional, los gobiernos locales y la población. Haremos un trabajo intenso para articularnos desde el punto de vista de la conectividad física, pero también en el ámbito cultural, fomentando la consolidación de nuestra identidad cajamarquina.

Desde la gestión del MAS siempre se dijo que apoyarían la agricultura y ganadería, pero tampoco han faltado las críticas ¿qué se hará en una eventual gestión suya para fortalecer estos dos sectores?

La agricultura y ganadería tienen que tratarse seria y profesionalmente. Lamentablemente, los funcionarios del MAS han tenido una visión de corto plazo. Por ejemplo, para el programa ganadero sabemos que se requieren mejores pastos, pero para tener pasto se necesita agua y ahí hay que preocuparnos. Estamos planteando forestar y reforestar 30 mil hectáreas al año. Es poco, pero tenemos que empezar de manera urgente. También conservar la jalca y el páramo. Asimismo, planteamos establecer el Instituto Regional del Agua para aportar en proyectos de investigación y manejo de cuencas. Por otro lado, consideramos que hay que profesionalizar la agricultura y estableceremos tres laboratorios de suelo en el norte, centro y sur de la región para dar asistencia técnica. Aspiramos a pasar de la agricultura a la agroindustria y la agroexportación.

El proceso de Ordenamiento Territorial pareciera estancado ¿se continuará con este proceso en un gobierno suyo?

Cuando fui congresista estuve muy preocupado al respecto pero sabemos que esos procesos se truncaron. En lo que se refiere a ordenamiento territorial, en el Acuerdo Nacional hemos logrado impulsar la Política 34 y ahí tenemos un instrumento como política de Estado. El ordenamiento territorial tiene que darse de manera urgente en nuestra región y en el país y por lo tanto, lo seguiremos impulsando para que las actividades se hagan dónde tengan que hacerse, respetando el medio ambiente y garantizando la permanencia, sostenibilidad, disponibilidad y calidad de agua, sino vamos a entrar en conflictos sociales, lo que es injusto porque nos atrasaría una vez más.

Precisamente, ¿cuál es su posición respecto a los conflictos ocasionados por la minería?

Debemos construir un diálogo que no sea una mecedora, un diálogo con resultados. Considero que hay que establecer una mesa permanente de diálogo con el gobierno nacional y el regional, empresas y que la población sea bien representada, para construir una visión de futuro compartida porque los conflictos siempre van a originar atraso. Hay que respetar a la población porque muchos creen que por tener una mejor situación económica pueden avasallar al más humilde. Para que haya paz tiene que haber justicia y si no hay justicia no hay desarrollo.

¿Y en cuánto a la gestión ambiental y minería?

En principio, consideramos que la defensa del medio ambiente constituye una filosofía de vida y no una bandera política. En segundo lugar, tenemos que exigirle al gobierno nacional que no sea un convidado de piedra en la gestión ambiental, y que las empresas cumplan con los estándares nacionales e internacionales para la conservación del medio ambiente y por supuesto, con un  respeto irrestricto de las cabeceras de cuenca. También proponemos hacer uso intensivo de la tecnología satelital para evaluar y monitorear permanentemente nuestras lagunas, bosques, ríos, páramos y jalcas.

¿Por qué la población debería votar por Usted?

En toda propuesta política hay dos elementos: El mensaje y el mensajero. Tenemos un buen mensaje construido de abajo hacia arriba. No hemos improvisado. Nuestra propuesta se ha construido en grandes asambleas en todas las provincias, en conversatorios con jóvenes, agricultores o ganaderos. En relación al mensajero, debo decir que me he preparado de manera permanente en el campo profesional, académico y espiritual. He estado alejado de los actos de corrupción y escándalos. He cuidado mucho mi vida a tal punto que no tengo ninguna denuncia por corrupción ni por otros hechos. Eso nos diferencia de cualquier otra propuesta política.