Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Decide qué Congreso quieres

Foto: ONPE

Editorial Noticias SER

La campaña para elegir un nuevo Parlamento en reemplazo del que fuera disuelto hace unos meses por el presidente Martín Vizcarra, llega a su fin sin haber conseguido reconectar a la ciudadanía con la clase política. Por el contrario, todo indica que la distancia entre los políticos y la sociedad sigue creciendo, lo cual es una mala noticia tanto para lo que resta del actual periodo de gobierno como para la precaria salud de nuestro sistema democrático.

La larga lista de candidatos cuestionados por diversos y fundados motivos, la ausencia de propuestas serias, el escenario de polarización y agravio agudizado en el rush final de la campaña y, sobre todo, el reiterado comportamiento grotesco de algunos personajes políticos, alejan las esperanzas de renovación de un Congreso de la República que debía cumplir un rol clave tras el fiasco que nos dejó la alianza aprofujimorista que dirigió el anterior Poder Legislativo, en uno de los periodos más vergonzosos de nuestra historia política reciente.

Sin duda, la principal responsabilidad de esta situación corresponde a los partidos políticos y en particular a los "dueños" de los mismos, que aprovechan la laxa legislación electoral para subordinar lo que deberían ser vehículos de participación y organización ciudadana, convirtiéndolos en meros apéndices de sus apetitos de poder al servicio de sus negocios e intereses particulares.

Lo peor de todo es que esta espiral de desprestigio no sólo afecta a los políticos irresponsables, si no acaba perjudicando la legitimidad de las reglas de juego de la democracia –ya tan maltratadas por las decisiones arbitrarias del Jurado Nacional de Elecciones- lo que puede acabar abriendo la puerta a propuestas autoritarias o alentar el surgimiento de aventureros de toda laya.

En Noticias SER creemos que, más allá de los resultados electorales del domingo 26, es necesario redoblar los esfuerzos con miras al fortalecimiento de la democracia en nuestro país. Por ello invitamos a nuestros lectores y lectoras a participar masivamente en las elecciones y emitir un voto responsable que nos ayude a librarnos de los corruptos que anhelan volver al Parlamento. 

En nuestras manos está una vez más la posibilidad de cerrar con el pasado y apostar por un presente distinto y un futuro en el la política