Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Dilatando la formalización minera


La semana pasada  -10 de enero- el congresista nacionalista Tomas Zamudio Briceño presentó el Proyecto de Ley N° 1856/2012-CR   denominado “Ley que amplía el plazo para la presentación de la Declaración de Compromisos a que hace referencia el artículo 5° del Decreto Legislativo N° 1105 que establece disposiciones para el proceso de formalización de las actividades de pequeña minería y minería artesanal”

Mediante una iniciativa legislativa, sin ningún análisis previo y de contexto de la minería ilegal en el país, pretende seguir amparando a quienes desarrollan esta actividad con la finalidad de que no se les aplique la Ley, tal como señala en la exposición de motivos cuando señala “ya que estarán protegidos y no desamparados ante cualquier eventualidad que los expone la ilegalidad y la no formalización”.

Con esta lógica de “pobres mineros”, el Estado lamentablemente deberá continuar hasta el infinito prorrogando las fechas, sin iniciar un verdadero proceso de formalización, sino recordemos que sería la tercera vez que se amplían los plazos para presentar la declaración de compromiso. El primero fue el que otorgó el Decreto Legislativo N° 1105 que  venció el  lunes 18 de junio del 2012. Y luego fue ampliado por la Ley N° 29910, por sesenta (60) días más, cuyo plazo venció el 3 de diciembre del 2012. Es pertinente señalar que fue el mismo congresista Zamudio quien presentó dicho Proyecto de Ley N° 1281/2011-CR con la denominación “Ley que amplía el plazo para la presentación de la declaración de compromisos a que se hace referencia el artículo 5° del Decreto Legislativo N° 1105 Decreto Legislativo que establece disposiciones  para el proceso de formalización de las actividades de pequeña minería y minería artesanal”

El actual Proyecto de Ley mediante un artículo único, pretende ampliar a noventa (90) días hábiles para que se presenten declaraciones de compromiso, permitiendo y suspendiendo en la práctica el siguiente paso, que es la evaluación de las casi 100 mil declaraciones de compromiso presentadas hasta la fecha de vencimiento del último plazo.

En concreto que permite este nuevo proyecto de Ley:

1) Seguirá dilatando los procesos de evaluación de compromisos existentes, ya que las direcciones regionales deberán continuar con este proceso que ya estuvo cerrado.
2) Permitirá a los mineros ilegales, amparándose en estos “procesos de formalización” continuar extrayendo minerales –recurso de todos los peruanos- sin cumplir con ningún estándar ambiental ni social.
3) Impedirá que se inicien acciones de interdicción a quienes ya habían sido declarados como ilegales, porque éstos podrían volver a presentar declaraciones de compromiso y ampararse en procesos de formalización.

Medidas como esta, van contra todo proceso de formalización ya iniciadas por el gobierno nacional, la labor parlamentaria debería prioritariamente centrarse en fiscalizar y verificar que los diversos niveles de gobierno empiecen a cumplir con el marco normativo actual y exigir el avance efectivo en los diversos procesos de formalización en todas las regiones del país.

Medidas como esta, si bien podrían tener una buena intención, no necesariamente es entendida por los mineros ilegales, quienes buscan aprovecharse de cualquier oportunidad para continuar destruyendo nuestro patrimonio natural y continuar en la ilegalidad, amparados en procesos poco efectivos de formalización. Una pregunta final que debieran contestarnos es ¿Qué garantiza que vencido el plazo, no tengamos una nueva iniciativa presentada por el congresista Zamudio o por alguno de sus colegas?