Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

El fango de la corrupción

Luego de la gran movilización ciudadana ocurrida a inicios del presente año, gracias a la cual se logró la renuncia del ex Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, pareciera que la lucha contra la corrupción ha ingresado a un terreno pantanoso con la aparición de nuevos actores involucrados en esta trama político-delictiva y la peligrosa dilación de la reforma judicial.

Con relación al primer aspecto, resaltan los casos del financiamiento que habría recibido de Odebrecht la ex candidata presidencial Lourdes Flores, quedando casi completo el cuadro de la clase política beneficiaria del dinero repartido por Jorge Barata y compañía. Sin embargo, el financiamiento irregular también fue un mecanismo utilizado por otros empresarios, como lo demuestran las revelaciones sobre los aportes realizados al Partido Peruanos por el Kambio por integrantes del denominado “Club de la construcción” en circunstancias en que el jefe de campaña de PPK era el actual Presidente Martín Vizcarra. Esta práctica se suma a las denuncias por el pago de sobornos a funcionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones y el consiguiente incremento generalizado de los costos de las obras de infraestructura.

Si bien el primer mandatario ha rechazado estar involucrado en los hechos denunciados y ha exigido que el caso se investigue, lo cierto es que su trayectoria como empresario del sector construcción y su mayor o menor vinculación comercial con varios de los actores empresariales que actualmente se encuentran bajo investigación, exige de su parte un mayor y más contundente ejercicio de transparencia.

Por otro lado, las observaciones realizadas al mecanismo de elección de los representantes de las universidades nacionales y privadas en la Comisión Especial que elegirá a los integrantes de la Junta Nacional de Justicia, pone en riesgo el funcionamiento de dicha instancia que tendrá la tarea de garantizar que quienes se desempeñen como magistrados y magistradas sean personas íntegras y comprometidas con la justicia. Y sin duda, son muchos los interesados en que se retrase la instalación de la nueva entidad.

En Noticias SER sabemos que el camino para salir del fango de la corrupción en el que nos sumió nuestra clase política tiene aún muchos obstáculos por superar y un largo trecho por recorrer. Y queda claro que los corruptos van a seguir buscando usar todo su poder y recursos para impedir que se haga justicia. Es por ello que a pesar de tantos otros problemas que afectan cotidianamente a la ciudadanía, invocamos a nuestros lectores y lectoras a que no dejen de estar alertas y vigilantes frente a las turbias maniobras de las diversas redes de corrupción.