Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Nuevo Congreso: la misma historia de siempre

Foto: El Comercio

Editorial | Noticias SER 

A pesar de que los parlamentarios recientemente electos todavía no han sido proclamados por el Jurado Nacional de Elecciones y resta alrededor de un mes para que asuman el cargo, todo indica que muchos de los graves problemas que afectaron al Congreso disuelto  -en términos de cohesión partidaria, posturas confrontacionales, caudillismo, componenda y blindaje-, seguirán formando parte del día a día en el Poder Legislativo, obstaculizando las posibilidades de llegar al Bicentenario siquiera con la reforma política culminada.

Si ya los bajos porcentajes de votos de las distintas listas en campaña, mostraban la debilidad del apoyo ciudadano a los nuevos actores, un hecho como la asistencia a las reuniones de diálogo convocadas por el Presidente Martín Vizcarra, de personajes sobre los que penden pedidos de prisión preventiva – en el caso de José Luna – o vienen afrontando investigaciones para determinar el origen de su riqueza – como César Acuña –, dan cuenta de las intenciones de seguir instrumentalizando la política en provecho propio.

Al mismo tiempo, las divergencias al interior de los “partidos” empiezan a hacerse públicas, el ejemplo más claro es el enfrentamiento que libran el congresista electo por Lima en la lista del partido Podemos, Daniel Urresti, y el “dueño” de la organización, José Luna Gálvez, quienes pugnan por el control de una bancada que quizá ni siquiera llegue unida al Parlamento. Algo similar sucede con el FREPAP que, pasada la sorpresa inicial por la votación que obtuvo, viene mostrando que su nivel de cohesión política no le alcanza para lograr acuerdos mínimos como nombrar una delegación que asista a una convocatoria presidencial. Y podríamos agregar los dimes y diretes entre los líderes nacionales de Acción Popular, que seguramente tendrán un efecto al interior de su bancada, o las idas y vueltas del locuaz vocero de UPP, Virgilio Acuña, sobre el diálogo planteado por el presidente. 

En Noticias SER creemos que un escenario fragmentado, con grupos y personas que reproducen prácticas perniciosas y privilegian sus intereses particulares, seguirá alejando a la ciudadanía de la política, y si a esto se suma la incapacidad del Poder Ejecutivo para atender demandas esenciales de la población, no sólo no habrá mucho que celebrar el año 2021, sino que el escenario electoral puede terminar siendo igual o peor.