Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Pacto minero contra la formalización

No pretendemos redefinir o clasificar en este artículo a las diversas formas de minería que no pertenecen a la mediana o grande, que en suma es diversa, con muchas peculiaridades y características especiales, dependiendo de dónde se desarrolle. Sin embargo, queremos compartir lo que ha venido ocurriendo alrededor de este tema en nuestro país en los últimos meses.

Actualmente,las federaciones mineras han anunciado un nuevo paro indefinido a nivel nacional para el próximo lunes 26 de agosto. El reclamo es, fundamentalmente, contra las normas establecidas para enfrentar la minería ilegal, así como el pedido de ampliación de plazos para la formalización, entre otros.

Los primeros días de agosto, diversas organizaciones y bases mineras,en las que participan  mineros artesanales, pequeños e informales, firmaron en la ciudad de Arequipa el llamado “Pacto estratégico entre todas las organizaciones mineras del Perú”, documento que concretó el paro nacional minero, el cual tiene como objetivo derogar los decretos legislativos relacionados a la minería ilegal. Según los mineros,  resultan “atentatorios y discriminatorios para el minero artesanal que los califica de delincuentes, narcotraficantes, terroristas y de donde proviene el 60% de inseguridad ciudadana”, en alusión al mensaje presidencial del 28 de Julio.

En esta reunión, del que resultó un pacto estratégico, las organizaciones mineras del Perú suscribieron y depusieron toda actitud personal o gremial.Organizaciones como Mineros del Perú, Ferpeminade Puno, Femar de Arequipa, Fremarlibde La Libertad, Fremappa de Ayacucho, Fermapa de Apurímac, Sonamipe y Conami [1], Fedemin de Madre de Dios, entre otras, suscribieron dicho acuerdo.

Este nuevo paro, de concretarse con todas las bases, atizaría aún más un conflicto social permanente que no ha sido abordado de manera adecuada. Si bien la emisión de los decretos legislativos fue un buen comienzo, no fue la esencia de la formalización su objetivo porque este proceso no ha tenido los resultados esperados a casi ya dos años de la delegación de facultades para legislar en esa materia por el Congreso de la República al Poder Ejecutivo. 

Entendemos perfectamente lo complejo de los procesos. La sobrerregulación en un “régimen especial” no ayuda. Y a las autoridades de las regiones este tema les resulta complejo. No tienen capacidades efectivas para  asumir este reto y, lo más preocupante,no tienen recursos económicos para enfrentar lo que significa una formalización.

Actualmente tenemos una nueva oportunidad para la asignación de recursos y, sumado a ello,están los mensajes de las autoridades, quienes señalan que no habrá ampliaciones de plazos. Sin embargo, con lo débil del sistema, lamentablemente estamos a puertas de ver una vez más ‘retroceder’a las autoridades nacionales, llevando la tan ansiada formalización a finales de este gobierno que, si no se toma medidas, no logrará resultados y dejará la carga al próximo.

Este novísimo pacto entre las diversas organizaciones mineras evidencia su capacidad de respuesta a un Estado que pretende negar la realidad y solo pretende asumir un rol cuando los problemas estallan, cuando la conflictividad se manifiesta en las calles o, peor aún, cuando ceden inmediatamente ante una amenaza de conflicto inminente.

Sin embargo, el camino de una verdadera formalización no son las protestas, menos las radicales, que sólo lleva a la muerte entre peruanos. Tampoco es la de emprender acciones y emitir normativa a medias, sin recursos ni capacidades, sin implementar los diversos mecanismos y propiciar los espacios de formalización.

¿Qué está pendiente en el tema de la formalización?:

• Uno de los puntos que obstaculiza la formalización es la acreditación de la titularidad de la empresa concesionaria, donde vienen trabajando para adquirir un contrato de cesión de explotación minera.

• La suscripción de los acuerdos de uso de terreno superficial donde se ubica la concesión.

• La implementación de la Ventanilla Única, establecida en el artículo 15 del Decreto Legislativo Nº 1105. Esto permitiría la simplificación de trámites a los mineros que buscan la formalización.

• El Ministerio de Energía y Minas debe tener una verdadera y efectiva coordinación con los gobiernos regionales para ejecutar el proceso de formalización a través de sus oficinas desconcentradas.

• Asignación de recursos adicionales/extraordinarios por parte del Ministerio de Economía y Finanzas a las regiones para emprender la formalización.

NOTAS:

1. La Confederación Nacional  de Pequeños Productores Mineros y Productores Mineros Artesanales del Perú  agrupa a mineros de Pasco, Madre de Dios, Huancavelica, Ica, Huánuco, Arequipa, Ayacucho, Ancash, Lima, Puno, Cajamarca, Piura y La Libertad conjuntamente con la Sociedad Nacional de Minería en Pequeña Escala.