Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Abogado y coordinador de la oficina regional Puno de la Asociación SER

Qaliwarma: cuando los niños se aburren de la ración de siempre

Han transcurrido algo más de tres meses del reinicio de las labores escolares, y se puede observar el esfuerzo que se viene desplegando con los programas sociales, en especial de Qaliwarma que está destinado a mejorar la alimentación de las niñas y niños en edad escolar, pero a pesar de sus esfuerzos las estrategias que ha tomado el gobierno no están dando resultados efectivos.

Por un lado, se tiene la modalidad de la entrega de alimentos crudos a los padres de familia, para que ellos organizados en grupos preparen desayunos escolares en las mismas instituciones educativas, modalidad que en algunos casos funciona de manera oportuna, ya que los mismos padres se encargan de cocinar lo hacen con empeño variando la dieta diaria, sin embargo, no cuentan con la asesoría de una persona profesional en nutrición, que pueda mejorar la preparación de los alimentos y el resultado de manera sostenible.

También, existe otra modalidad que tiene como característica la entrega directa al estudiante de un pan, enriquecido con nutrientes como la quinua, cebada entre otros, una caja o tarro de leche evaporada algunas veces complementada con cereales, un huevo cocido, granos y galletas, que seguramente son de gran aporte para la alimentación del estudiantado, pero que se vuelve una dieta tan rutinaria que los niños simplemente dejan de prestarle interés y lo que es peor, dejan de consumirla.

Hace algunos días vi como un grupo de niños, al caminar por la calle jugaban alegremente hasta que desarrollaban una especie de competencia con los tarros llenos de leche, el juego consistía en acertar que el tarro de leche lleno de estos nutrientes sea arrollado por las llantas de un automóvil en camino; Cuando me acerque a reprochar a los niños su conducta, uno de ellos atinó a decir que; si no tomaban esa leche es porque ya estaban hastiados, y que si los llevaban a casa, sus hermanos menores y mayores tampoco los consumían ya que no era agradable, que lo mismo hacían algunas veces con los huevos y las cajas de jugos.

Entonces, este tipo de provisión alimenticia destinada a estudiantes, debe pasar una revisión urgente por parte de QALIWARMA, para que se desperdicien los recursos del estado y sobre todo para que los objetivos del programa se cumplan.