Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Buscan sensibilizar a la población de Puno sobre los riesgos del VIH-SIDA

Foto: EL Cholo

La presencia del VIH- SIDA, es un problema de salud pública en Puno al que la ciudadanía no le presta mucha atención. Sin embargo, los centros de salud vienen aunando esfuerzos para que la población tome conciencia de esta realidad, a través de la prevención, el diagnóstico y tratamiento del VIH- SIDA.

En la región Puno, hasta el mes de noviembre del presente año, se tienen 73 casos reportados, de los cuales 62 son varones y 11 mujeres, siendo la Red de Salud de San Román la que tiene más casos seguida de la de Puno, según la información brindada por la coordinadora de la Estrategia de ITS de la Dirección Regional de Salud Puno, Luz Valdivia Calla.

Según la sala de situación del VIH- SIDA de la DIRESA Puno, la vía de transmisión en los casos de VIH acumulados del 2000 al 2018, son el 90.4% de tipo sexual, el 0.9% parenteral (a través de agujas u otro material contaminado), de madre a hijo el 0.9% y el 7.8% por causas desconocidas.

Respecto a casos según tipo de transmisión sexual en varones de 15 años a más, en el mismo período de años, el 58.6% es heterosexual, el 13.8%, homosexual; el 10.3% bisexual y el 17.2% no determinado.

La especialista informó que vienen trabajando con campañas de tamizaje para identificar pacientes con este mal, y con mayor énfasis en la población varonil, ya que hay un importante porcentaje de hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres.

“Los pacientes detectados deben seguir un tratamiento  para la supresión viral; el mismo que consiste en tomar una sola pastilla al día, antes tenían que tomar varias pastillas”, acotó.

Exhortó a la población a realizar el tamizaje gratuito a través de la prueba rápida del VIH, porque es una enfermedad que no distingue ni edad ni sexo y la detección ayudará evitar algunas consecuencias de la enfermedad.  Otras enfermedades de transmisión sexual que se presentan en los centros de salud son la sífilis y la gonorrea.