Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Cocaleros de Sandia y Carabaya abandonan sus cultivos de hoja de coca por el estado de emergencia

Foto: Inforegión

Miluska Pizarro

Para evitar la expansión del covid- 19 el Gobierno Central ha tomado diversas medidas sanitarias, que han llevado a la paralización de muchas actividades económicas. Esta situación también ha afectado a los cocaleros de Sandia y Carabaya, que ya que no pueden cosechar ni comercializar.

En comunicación con Noticias SER el alcalde de la provincia de Carabaya, Fabio Vargas Huamantuco, nos informó que los agricultores dedicados al cultivo de coca en el distrito de San Gabán, han abandonado esta actividad y retornado a sus lugares de origen.

“Con esta situación del coronavirus ya no hay movimiento económico, los cocaleros que estaban en el valle de San Gabán han optado por retirarse y algunos han comercializado lo poco que tenían a precios muy bajos. Ellos han retornado a sus lugares de origen, en su mayoría son de Macusani, Crucero, Ayapata; sólo se han quedado quienes no pueden volver a sus regiones como Ayacucho y Apurímac”, indicó.

Además, el burgomaestre señaló que la arroba de coca se ha estado vendiendo a 80 o 100 soles promedio, cuando su precio antes de la declaratoria de emergencia bordeaba los 300 soles.

La misma situación se vive en la provincia de Sandia, donde los cocaleros se vieron afectados por la poca demanda, el tránsito restringido y los controles en los ingresos a cargo de policías y militares, así nos informa el consejero de esta provincia, Wilfredo Meléndez Toledo.

“Los pobladores de Sandia están cumpliendo con lo dispuesto por el Estado, pero efectivamente las actividades han quedado paralizadas, entre ellas el cultivo de coca, no pueden bajar a comercializar y los ingresos para Alto Inambari, Putina Punco y San Juan del Oro están controlados”, detalló.

Cabe indicar, que a principios de año este sector sostuvo reuniones con autoridades para