Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Exigen atención especializada para pobladores de Coata detectados con metales pesados en su organismo

Foto: Radio Onda Azul

Miluska Pizarro

El día de hoy dirigentes de las localidades de Coata, Huata, Capachica, Caracoto y sector Chilla se encadenaron en las instalaciones del Gobierno Regional de Puno, exigiendo la instalación de una Comisión Sectorial de Salud tras conocerse que pobladores de estos distritos tienen arsénico y mercurio en su organismo a causa de la contaminación de la cuenca Coata.

“Lo que estamos pidiendo es la conformación de una comisión sectorial integrada por ministros y médicos especialistas para que puedan atender a los hermanos y hermanas que tengan estos metales pesados en el cuerpo, también requerimos un laboratorio y atención gratuita”, afirmó el presidente del Frente de Defensa Unificada de la Cuenca Coata Felix Suasaca Suasaca.

En otro momento, detalló que al 73% de las 55 personas tamizadas se le encontró presencia de metales pesados por encima de lo permisible, de los cuales algunos presentan intoxicaciones crónicas por el contenido de arsénico.

El presidente del Frente de Defensa de Coata, Efraín Suasaca, cuestionó que los resultados recién se conozca después de siete meses.

“Estas pruebas han sido tomadas en el mes de febrero sin coordinar con las autoridades y dirigentes, ahora pedimos la conformación de una mesa técnica del río Coata para poder reunirnos con la ministra, y dar a conocer los requerimientos y atenciones”, puntualizó.

Reunión

Luego de la protesta, autoridades y dirigentes sostuvieron una reunión con el director regional de Salud, Walther Oporto Pérez, quien indicó que la solución es que todas las familias cuenten con agua potable, construir una planta de tratamiento de aguas residuales y procesar los residuos sólidos.

“La solución de contaminación por metales pesados es garantizar a todas las familias el acceso al agua potable, ahí debe enfocar el trabajo las autoridades municipales, el gobierno regional y central, financiando estos proyectos”, sostuvo.

Respecto a ello, el alcalde de Coata, Elmer Pelinco Quispe, refirió que solo el 10% de la población cuenta con agua potable y que se tiene proyectos en cartera de agua y saneamiento, y otros se ejecutarán próximamente.

“Se tiene proyectos que entrarán en ejecución, pero se concluirán en un año, y hasta ese entonces los pobladores deberán seguir consumiendo agua de los pozos, otros se abastecen de las cisternas de Seda Juliaca, pero no llega a todos por la falta de caminos vecinales. Pero el problema de metales pesados en la sangre no solo es por el consumo de agua, es también por los suelos contaminados, por eso es nuestra preocupación”, refirió.

Visita

Por su parte, en comunicación con Noticias SER, el consejero por Puno, Severo Vidal Flores Ccopa, informó que junto a otro consejero y personal de salud llegaron hasta la comunidad Candile (Coata), para visitar a Nicanor Jaliri y Toribio Díaz Apaza, quienes presentan estos metales pesados.

Según refiere el consejero, estos pobladores presentan algunas dolencias y uno de ellos presenta problemas de respiración, por lo que estarán en evaluación constante por el personal de salud del lugar, ya que por temor no quieren ser referidos al Hospital Regional Manuel Nunes Butrón.

A su vez, médicos y enfermeras realizaron un análisis clínico y aplicaron pruebas moleculares a Toribio Díaz y familiares para el descarte de covid-19.

Adelanto que, solicitarán informes a la Dirección Regional de Salud de Puno para conocer las acciones que están realizando en referencia al tema y desde el Consejo Regional de Puno convocar a una sesión extraordinaria para evaluar y disponer medidas.