Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Joven madre es víctima del noveno feminicidio del año en la región Puno

El lunes 10 de junio fue encontrado, dentro de un saco, el cuerpo de la joven madre y estudiante, Jhomara Erika Cruz Mayta de 22 años de edad, que estaba reportada como desaparecida desde el 20 de mayo de este año.

El horrendo hallazgo se produjo a orillas del río Coata cerca al puente Churi de la comunidad campesina Canchi Chico – sector Isla, jurisdicción del distrito de Caracoto, provincia de San Román.

El comunero Pablo Yana Sucasaca (60), narró que al promediar las 13:00 horas, llevó a su ganado hacia la orilla del río, pero observó un extraño saco grande que era jaloneado por unos perros de la zona. Grande fue su sorpresa al ver la cabeza de una persona que sobresalía del saco. De inmediato Yana se comunicó con el presidente de su comunidad, Emilio Yana Yanqui, quien dio aviso a la Comisaría de Caracoto.

Al lugar llegaron los peritos del Depincri y el fiscal de turno, Rafael Machaca; asimismo llegaron los familiares de Jhomara Erika, que al ver el cadáver reconocieron de inmediato la ropa de la mujer. Quebrándose en llanto indicaron que se trataba de la joven desaparecida que deja un hijo de año y medio en orfandad. El cuero cabelludo de Jhomara había sido desprendido y arrastrado por los canes; su rostro era irreconocible por el estado de descomposición.

Por la tarde, del mismo lunes, los agentes de la Sección de Investigación Criminal de Juliaca, detuvieron a Rubén Calsín Roque (20), él sería una de las últimas personas que acompañó a la víctima, por ello viene siendo sometido a una serie de interrogatorios para conocer su responsabilidad en la muerte de Jhomara.

La última vez que la estudiante fue vista con vida fue la noche del lunes 20 de mayo, cuando abordaba una moto por inmediaciones del Centro Comercial de Juliaca luego de asistir a una discoteca con dos amigos. Y su última comunicación telefónica, según la familia, fue a las 10 de la noche con su supuesto enamorado, de nombre Brayan Canaza, quien sería policía.
 

Se incrementan los casos 

El coordinador regional del Centro de Emergencia Mujer (CEM) Puno, del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Yuri Mamani Hancco, reveló que en lo que va del año se han reportado siete casos de feminicidios en la región, lo cual es preocupante y llama la atención y reflexión de las instituciones para redoblar esfuerzos.

El funcionario del CEM señaló que están desarrollando acciones en las líneas de prevención y atención a través de estrategias comunitarias focalizadas en las localidades de Juliaca, Ilave, Ananea, Puno y Ayaviri donde están identificándose los casos.

Mamani también detalló que más del 50% de agresiones psicológicas son archivadas, por ello exhortó al Poder Judicial, el Ministerio Público y a la Policía a atender mejor los casos y a brindar las medidas de protección a las mujeres violentadas de la región.

Por otro lado Nivardo Enríquez, jefe del Módulo Defensorial de Juliaca, solicitó al Ministerio Público, agilizar las investigaciones sobre los feminicidios y junto a los familiares de Jhomara Cruz, sostuvo una reunión con el fiscal a cargo de la investigación, Carlos Iscarra Pongo, de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de San Román.