Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Pobladores de la Zona Sur de Puno protestan exigiendo paralización del proyecto Vilavilani II

Foto ©Karla Huaco, Cibercorresponsal

Miluska Pizarro

Decenas de pobladores y dirigentes de la zona sur arribaron a la ciudad de Puno para exigir la suspensión del proyecto Vilavilani II. Se movilizaron hasta las instalaciones de la sede de la Corte Superior de Justicia de Puno donde se resolverá la medida cautelar  que busca paralizar todos los componentes de la obra. En caso de no proceder, señalaron que habría un segundo “Aymarazo”.

EL presidente del Frente de Defensa de los Intereses de la Zona Alta de la provincia de El Collao (Puno), Bernabé Ordoñez Mamani, detalló que esperan que la resolución salga a favor, caso contrario retomarán la huelga indefinida.

De la misma forma, Edgar Chura Mamani, dirigente del Frente de Defensa de los Recursos Naturales de la Zona Sur, informó que llegaron “hermanos y hermanas de las provincias de El Collao, Chucuito y Tarata”.

“Estamos por la defensa del elemento vital que es el agua, son más de dos meses de lucha y defensa indefinida y queremos dar a conocer a toda la población puneña que existe un proyecto denominado Vilavilani II, la misma que no cumple con los requisitos fundamentales como la consulta previa de todas las comunidades que están en la cabecera Mauri”, señaló.

Asimismo, indicó que la cuenca Mauri pertenece al Sistema Titicaca-Desaguadero-Poopo-Salar de Coipasa (Sistema TDPS) Bolivia-Perú, por lo que se estarían vulnerando acuerdos bilaterales.

“Cualquier uso de agua de la cuenca hidrográfica de Mauri debió ser consultado a través de las cancillerías y de la Autoridad Binacional Autónoma del Sistema Hídrico del Lago Titicaca (ALT), con sede en La Paz; sin embargo, estas entidades no tienen conocimiento de la ejecución de este proyecto, por eso también se suman a esta lucha los pobladores de La Paz (Bolivia) para exigir la nulidad definitiva”, afirmó.

Por su parte, el dirigente, Luis Ticona, de la comunidad de Ticaco de la provincia de Tarata (Tacna), manifestó que apoyarán todas las luchas hasta que se logre la paralización, ya que el trasvase del agua serviría para actividades mineras.

“Como comunidad campesina de Ticaco vivimos con las filtraciones de las aguas de partes altas, además nunca nos han solicitado la licencia social; alzamos nuestra voz de protesta para ser escuchados por las entidades competentes”, dijo.