Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Alcalde de Canchis organizó fiesta en su despacho y es acusado de violación

Wilson Chilo, periodista y activista

En medio de la cuarentena, una joven estudiante universitaria recibió una llamada, en la que se le habría comunicado que había sido aceptada para trabajar en la Municipalidad Provincial de Canchis, por ello, ese viernes 3 de abril salió de su vivienda al promediar las diez de la mañana hacia el local del municipio, pasaron siete horas y recién retornó a casa con una ropa distinta y con signos de haber sido dopada; el padre de la joven fue a realizar la denuncia de presunta violación y lo que vino después indignó a todo el Cusco. 

En pleno Estado de Emergencia, el alcalde de la provincia de Canchis, Jorge Quispe Callo junto a otros altos funcionarios de la municipalidad habrían organizado una fiesta en la oficina de alcaldía; ese viernes por la noche el padre de la joven estudiante realizó la denuncia ante la Policía Nacional, quienes de inmediato se movilizaron a la vivienda del alcalde, a quien se le encontró totalmente ebrio y prosiguieron con la respectiva detención.

Al día siguiente, la representante de la fiscalia Verónica Bellido, y regidores de la comuna ingresaron a las instalaciones del municipio y a la oficina del alcalde, ahí se encontró sendas bebidas alcohólicas y la ropa de la joven.

En estos momentos, Jorge Quispe y otros funcionarios están siendo acusados por el delito de violación; este no sería el primer escándalo de esta gestión, Jorge Quispe Callo ya fué denunciado por actos de corrupción y ha enfrentado una suspensión; la reacción de la autoridad ha sido amenazar a las regidoras opositoras –quienes denunciaron acoso político- y contra dirigentes sociales.   

Con estos antecedentes, el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán indicó que se deben de garantizar las medidas de protección a la joven víctima y a su familia; además de una atención integral en el marco de la Ley N° 30364. De la misma forma, resaltó que se debe cumplir el protocolo de atención y entregarse el kit de Emergencia que incluye el Anticonceptivo Oral de Emergencia (AOE), para proteger la salud sexual y reproductiva de la víctima.