Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Ayacucho: Pequeños agricultores y ganaderos no pueden comercializar productos

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Yuly Yaranga

El aislamiento social obligatorio y el estado de emergencia sanitaria que viene acatando el país para prevenir la propagación del coronavirus entre la población, viene afectando a los sectores rurales específicamente a los pequeños agricultores y ganaderos de la región Ayacucho, quienes no pueden comercializar sus productos porque no se realizan las ferias semanales y porque los precios de los productos se han abaratado en los mercados de la región.

Jaime Cárdenas, presidente de la comunidad de San José de Churia, (Vilcashuamán, Ayacucho)  en conversación con Noticias SER refirió que la ganadería y la agricultura es el sustento familiar de las zonas rurales y precisó que por la cuarentena no pueden comercializar sus ganados, ni productos, porque además los precios están por debajo de lo que consideraron. “El precio de la quinua está muy bajo (2.00 soles), así como la papa (0.30 céntimos). La verdad, con ese precio lamentablemente ni la mitad de la inversión vamos a recuperar, no sé qué haremos los agricultores”, dijo e indicó que no han recibido ningún apoyo de las autoridades.

En estos días, informó Jaime Cárdenas, se está cosechando la quinua roja y papa, por ello solicitó a las autoridades del gobierno local que la canasta de víveres que entregarán las municipalidades a las familias vulnerables incluya productos locales. “Ahora se está dando las canastas familiares a las poblaciones más vulnerables, en ese sentido deberían de priorizar en comprar a los agricultores de las zonas rurales con precios justos para poder recuperar la invertido”, dijo.

La comunidad y Centro Poblado de Putacca (Vinchos, Huamanga) se caracteriza por producir productos lácteos según refiere Eladio Quispe Pariona, Integrante de la Directiva Comunal; pero durante las últimas tres semanas no han podido comercializar sus productos, porque la suspensión de las ferias “Durante esta cuarentena  estamos perdiendo ingresos económicos, por ello pediría a nuestras autoridades y gobiernos locales que compren productos de la zona”, expresó e indicó que Putacca ofrece no sólo queso y  leche, sino también carne, trucha, habas y papas, que hasta el momento no han podido vender por el estado de emergencia.

A nivel de la comunidad de Guayacondo (Tambillo, Huamanga), el presidente de la comunidad Guilmer Izquierdo Meléndez, señaló se dedica a la comercialización de animales menores en las ferias, pero que en estas últimas tres semanas se han prohibido. “La mayoría son criadores de cuy, el problema es que no hay donde comercializarlo, si hubiera alguna compra del estado u otra modalidad, quisiéramos que puedan comprarnos. El ingreso de la población es gracias a la comercialización de sus animales”, refirió.  

Compra a personas con RUC

Con respecto a la priorización de productos que contendrán las canastas para distribución a las familias más vulnerables, Noticias SER conversó con el alcalde de la Provincia de Cangallo, Daniel Roza Sulca, quien manifestó que las canastas están compuestas de productos de primera necesidad como arroz, aceite, azúcar, lenteja, trigo, arveja verde  principalmente. Con respecto a priorizar compra a las comunidades y pequeños agricultores dijo que se hará, pero también precisó que se adquirirán productos como arveja y trigo de la zona, para lo cual se requiere que los productores estén formalizados y tengan registro único de contribuyentes. “Lo que exigimos es que tengan RUC, estamos en una institución pública  del Estado, por ello debemos sustentar el gasto, por lo que los productores deben estar formalizados, los cuales ya los venimos identificando”, dijo.

Roca Sulca, refirió que en la zona de Cangallo la mayoría de familias son productoras de papa, por ello dijo que viene coordinando con otros gobiernos locales para que puedan adquirir tubérculos de su zona. “Los de la ciudad podrían comprar productos de la zonas rurales  como la papa o la quinua, por ello ya nos hemos comunicado con el alcalde de Huamanga para que de una mirada a esta zona”, expresó.

Gobiernos locales evalúan compras

Por su parte Cesar Meneses, alcalde de la Municipalidad Distrital de Socos (Huamanga), señaló  que están cumpliendo con el protocolo  y las disposiciones dadas por el Ejecutivo. “En horas de la mañana de ayer (martes), hemos tenido una reunión  con las autoridades principales del distrito, ellos han decidido hacer algunas adquisiciones, lo que se requiere es aceite, menestras, arroz, azúcar, sal, productos de primera necesidad para complementar la dieta, ya que lo que nosotros producimos en el campo es papa, arveja verde, haba, choclo y otros”, señaló.

Alex Vargas, Regidor de la Municipalidad Provincial de Huamanga, precisó que la compra de productos que se incluirá en la canasta básica familiar, aún está siendo evaluada por parte de la comisión encargada, donde se ha precisado que consideran lo recomendado por el Colegio de Nutricionistas. “Tenemos productos como la quinua, queso y otros que aún están evaluando su adquisición. Tenemos que dinamizar la economía local y apoyar a los hermanos productores de la Provincia de Huamanga, pero estos deben de cumplir con los parámetros técnicos, contar con documentos que garantice que los productos son de calidad, en base a eso es que se va  poder adquirir los productos”, dijo.

Intermediarios

Gregorio Condori Pareja, presidente de la Convención Nacional del Agro en Ayacucho (CONVEAGRO), refirió que el precio de los productos agropecuarios en algunos casos se ha reducido como es el caso de la papa, pero que el problema radica en los intermediarios que ponen los precios. “En la chacra, en el campo los productos están a un precio totalmente bajo y  cuando llega a la ciudad es carísimo y los que se benefician con los productos de la agricultura familiar son los intermediarios. No es justo que un producto recojan  0.40 ó 0.50 céntimos y en el  mercado lo venden a 1.00 ó 1.50  por decir”, expresó.

Condorí dijo que las ciudades dependen del campo, porque son los que proveen de alimentos, peor a pesar de ello la agricultura familiar no ha tenido el apoyo del Estado. “Nunca  hubo presencia del Estado en el campo, las comunidades siguen produciendo, pero el problema radica que no se puede traer esos alimentos, por el control  que hay,  más aun ahora que es más estricto”, refirió.