Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Cajamarca: la región más pobre del país

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) desarrollada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la pobreza en el país se elevó en un punto porcentual durante el 2017, estableciéndose en 21.7%. En relación a Cajamarca, las cifras tampoco son alentadoras, pues se registra una pobreza monetaria de entre el 43.1% y el 52%, mientras que la incidencia de pobreza extrema afecta a entre el 13.5% y 20.5% de la población, lo que ubica a Cajamarca en el departamento con mayor incidencia de pobreza extrema.

Al respecto, el decano del Colegio de Sociólogos de Cajamarca, Alex Gonzales Anampa, manifestó a Noticias SER que esta situación era de esperar al no contarse con políticas públicas claras que permitan inversiones concretas en favor del desarrollo económico y social; no obstante, considera que el contexto electoral es una oportunidad para que se emprenda un trabajo articulado entre autoridades y la sociedad civil: “Puede ser una oportunidad para que los ciudadanos responsablemente elijan a sus autoridades, considerando a la planificación y la buena inversión social como un criterio primordial. Eso significa no solamente una responsabilidad de las autoridades, sino de ONG, instituciones, empresas y organizaciones de involucrarnos en los asuntos públicos y ayudar a elegir buenos proyectos”, indicó.

Gonzales Anampa apuntó que es fundamental trabajar en proyectos por ejemplo, dirigidos a la mejora de ingresos y empleo, al incentivo de la producción orgánica o para hacer frente al cambio climático, así como para evaluar si los programas sociales proporcionan herramientas para que la población desarrolle iniciativas: “Deberíamos quitarnos los argumentos contradictorios o de conflictos que se han generado en los últimos años y que justamente han provocado el mal uso de los recursos públicos destinados al desarrollo”, añadió.

En tanto, la coordinadora regional de la Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza, Anné Centurión, resaltó que Cajamarca tiene potencialidades pero los gobiernos en sus distintos niveles no han cumplido adecuadamente su rol y por el contrario, se han mostrado indiferentes ante las demandas. También dijo que desde la posición ambientalista ha faltado levantar propuestas para dinamizar la economía con otras actividades, de modo que no se dependa únicamente de la minería y lo mismo con la sociedad civil: “Creo que todos somos responsables, no hay un desarrollo de ciudadanía, no hay liderazgos locales, elegimos y dejamos que la autoridad haga lo que quiera”, dijo.

A partir del trabajo que realiza la Mesa de Concertación, Anné Centurión señaló otros problemas que influyen para que la pobreza se mantenga, como la anemia y desnutrición crónica en niños y niñas menores de 3 años, la mortalidad materna y el embarazo adolescente: “Las cifras de desnutrición y anemia en menores de 3 años son alarmantes. Quisiera llamar la atención de la comunidad y autoridades porque los niños y niñas van a tener problemas para formarse y limitaciones para toda su vida. No hay una sola provincia que esté con un porcentaje aceptable. Enfrentamos a esta realidad y debería demandar acuerdos entre el Estado y la sociedad”, manifestó.  

Por su parte, Cynthia Cienfuegos Viera, co-fundadora de Wiphala+ e integrante del Observatorio de Vigilancia Ciudadana GOBIERNA, también coincidió en que existe una débil gestión concertada a pesar de las características territoriales que presenta Cajamarca para generar desarrollo: “Es un territorio que tiene todo para ser autosostenible y desarrollado, no sólo en términos económicos. Los resultados del INEI nos dejan lecciones, entre ellas, que existe una débil gestión concertada que pasa por responsabilidad de autoridades, instituciones, sociedad civil y ciudadanía. Falta conocer y comprender el territorio en todas sus dimensiones y planificar en base a lo que hay, a lo que somos y a lo que necesitamos”, mencionó.

Asimismo, Cienfuegos agregó que estos resultados deberían generar acciones inmediatas y que los candidatos propongan alternativas viables: “Detrás de una pobreza en términos económicos existe una pobreza de valores, una crisis de identidad, una cultura de construcción participativa. Esperamos que estos resultados nos hagan reflexionar y actuar y que los candidatos –en conjunto con la ciudadanía- propongan salidas”.

Finalmente, como se sabe, el ex gobernador regional Gregorio Santos Guerrero ha sido constantemente señalado en Cajamarca como uno de los responsables de esta situación, sin embargo, recientemente utilizó su cuenta de Facebook para dar su opinión sobre el asunto, posteando: “Demostración del fracaso del programa económico neoliberal basado en el "asistencialismo" y no en la inclusión, en el saqueo y fuga de capitales; las multinacionales no reinvierten en las regiones. La dictadura no admite su fracaso”.