Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Cusco está de duelo por la muerte de su alcalde, el antropólogo Ricardo Valderrama

Foto: Municipalidad Provincial de Cusco

Wilson Chilo L.

Se va agosto, mes de la Pachamama, de la tierra, de las cabañuelas, se va y nos deja grandes tristezas, terribles pérdidas que hacen llorar a todo un pueblo, los hijos ilustres, los amautas están muriendo; ayer, en medio de los fuertes vientos, típicos del mes cusqueño y en día nublado, llegó la noticia del fallecimiento del Dr. Ricardo Valderrama; día gris para los cusqueños porque se ha ido un esposo, un intelectual, un docente, que en este momento era el alcalde de la ciudad imperial del Cusco.

El 24 de julio la Municipalidad informó que el alcalde Ricardo Valderrama dio positivo al covid-19, la noticia no sorprendió a muchos, en un momento de crisis sanitaria el burgomaestre a sus 75 años estaba cumpliendo con todas las actividades que demandan su cargo. Días después del anuncio de su contagio, el 31 de julio el profesor Valderrama fue internado en el hospital por una complicación respiratoria, para la familia fueron semanas complejas porque el alcalde cusqueño empeoró y tuvo que ser internado en la Unidad de Cuidados Intensivos, tal como informó el gerente de la red Asistencial de Essalud, Víctor Manchego, y finalmente tras dos paros cardiacos y una larga batalla, a la una de la tarde del domingo 30 de agosto falleció el Dr. Ricardo Valderrama.

Cumplió un mandato democrático

La Municipalidad Provincial del Cusco vivió el año 2018 con una nueva gestión envuelta en la incertidumbre; temas políticos, judiciales e intereses económicos se disputaban los destinos de la comuna, hasta que el 13 de diciembre de 2019, el Jurado Nacional de Elecciones declaró fundada una solicitud de suspensión del alcalde Víctor Boluarte. Gracias a esta resolución y con la molestia bufalesca de muchos, el 17 de diciembre de 2019 asumió el cargo de alcalde provincial del Cusco, el Dr. Ricardo Valderrama.    

“Ejerció la Alcaldía de la Municipalidad para cumplir un mandato democrático, un magisterio público, nunca como un medio para descollar ni para conseguir reconocimientos. Las distinciones las había obtenido ya espléndidamente por su actividad de investigador de la tradición oral andina. Su libro “Gregorio Condori Mamani y su mujer Asunta”, escrito junto a Carmen Escalante, traducido al menos a cinco idiomas, con innumerables ediciones y reimpresiones, es uno de los clásicos de la antropología mundial”, el docente antoniano Pavel Valer, utiliza estas palabras para describir la transparencia y la responsabilidad con la que asumió el cargo.

“Espero que los cusqueños tengan este sacrificio presente para pensar su futuro”

Ricardo Valderrama nació en el distrito cusqueño de San Jerónimo, su juventud y vocación lo condujo hacia la carrera de Antropología en la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco, obtuvo el título de licenciado en 1976 y desde los años noventa fue catedrático de la Tricentenaria Casa de Estudios Superiores.

Su buen amigo, el historiador Luis Miguel Glave Testino ha querido despedirse de Ricardo Valderrama, indicando que se alegró mucho cuando asumió el cargo de Alcalde del Cusco porque conocía de su compromiso con su tierra, en sus palabras se nota la tristeza: “Esto es como si me arrancaran el corazón… No valieron los rezos que muchos elevaron por su salud, ni la fuerza del pisonay, ni el poder de los apus. No ha valido nada frente a esta desgracia que vivimos… Espero que los cusqueños tengan este sacrificio presente para pensar su futuro”.

El escritor y docente Alfredo Herrera, escribió un texto sobre el paso de Ricardo Valderrama en un festival en la ciudad de Arequipa, ahí exalta esa trayectoria como intelectual e investigador, “No es una exageración. Una de las últimas ediciones de su mítico libro “Gregorio Condori Mamani, una autobiografía”, ha sido traducida al hebreo y Valderrama y su esposa, la no menos famosa Carmen Escalante, han tenido que dar conferencias y cursos en la Universidad de Jerusalén, allá, en el otro lado del mundo”.

La tristeza ante la pérdida del investigador y antropólogo va acompañada de mucha solidaridad hacia su compañera de vida, Carmen Escanlante; es lo que nos expresa el escritor Luis Nieto Degregori, “Ricardo, hay que decirlo, desarrolló la mayor parte de su labor intelectual conjuntamente con Carmen Escalante, su esposa. Todos los libros que ellos han publicado y la mayor parte de sus artículos están firmados así, Ricardo Valderrama y Carmen Escalante. Rendir pues homenaje a Ricardo es hacerlo al mismo tiempo a Carmen y, en estos momentos, es también una forma de acompañarla en su dolor y pesar”.

En este homenaje que Nieto le hace a la pareja de estudiosos, nos dice “De los numerosos artículos que publicaron Ricardo y Carmen, uno de mis preferidos es “Apu Qorpuna. Visión del mundo de los muertos en la comunidad de Awkimarka”. Quiero creer, como se dice en ese texto, que Ricardo ha empezado su ascenso al Coropuna, ese imponente nevado de Arequipa donde se cree que habitan quienes han dejado este mundo. Y uniéndome al arreador de su alma quiero decir: “Apu Qorpuna, ahora que ya está en tus manos llévatelo a este tu hijo para que ya no sufra en esta nación”.

Descanse en paz Maestro Ricardo Valderrama!