Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Feminicidios en Apurímac: la región con más violencia contra las mujeres

La región de Apurímac, lidera los índices de violencia hacia las mujeres a nivel de todo el Perú desde el año 2012 según las Encuestas Demográficas y de Salud Familiar del INEI. Las cifras del 2015 muestran hasta un 85% de mujeres violentadas, teniendo un descenso en el 2016 a un 79.1% y ocupando el primer lugar seguido por Puno (78,8%) y Cusco (75.4%). El 75.6%, de las mujeres de la región ha sufrido violencia psicológica, el 45.8% violencia física y el 12.7% violencia sexual. Las provincias con más altos porcentajes son: Chincheros con 22%, Cotabambas con en 17.4% y Andahuaylas 17.1%; dicho sea de paso, la provincia de Cotabambas muestra un ascenso acelerado de casos en lo últimos años, debido a los impactos socio económicos que ha traído consigo la actividad minero extractiva, ya que ha surgido la prostitución y explotación sexual de mujeres, además de la conflictividad y el afianzamiento de la violencia machista.

En este contexto, el feminicidio y su tentativa, es un tema invisibilizado por la sociedad y el estado, sin embargo y como en todo el país, en esta región las mujeres son asesinadas por su condición de subordinación cultural frente a los hombres. Así, según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, entre el año 2009 al 2018 en Apurímac se han asesinado a 9 mujeres y se ha intentado matar a otras 11, haciendo un total de 20. Las características de los feminicidios a nivel nacional también se reflejan en la región: un 56% ocurren en área urbana, el 40% han sido asfixiadas o estranguladas, el 84% de las asesinadas tenían entre 18 y 45 años, el 65% de los agresores son parejas o ex parejas, el 60% de los hechos ocurrieron dentro de sus casas, en el 2017 el 56% de víctimas habían denunciado previamente. Respecto de los feminicidas el 55% están denunciados y detenidos sin sentencia, y solo un 3% están presos, el 15% actuaron bajo efectos del alcohol o drogas y el 50% en estado de sobriedad.

Detrás de los datos fríos de las estadísticas, están las mujeres con historias de violencia sistemática,  que intentaron romper con ella, pero no lo lograron porque antes las mataron, en el seno de sus hogares, y el Estado no las protegió cuando hicieron sus denuncias; Ellas tienen nombre: Valentina Huanaco Chumbes, Zaragoza Donaires Céspedes,  Hilda Gutiérrez Oscco, Nelly Hurtado Gutiérrez, Patricia Condori Quispe, Magaly Juro Zavala, Marleny Salas Quispe, Benedicta Hurtado Caceres Benedicta y Aniceta Hurtado Rodriguez.

Saragoza Donaires Céspedes (33) fue acuchillada y asesinada por su pareja Cristóbal Palma Sauñe en Abancay, el feminicida fue condenado a 19 años de cárcel y 30 mil soles de reparación civil. Valentina Huanaco Chumbes (46) fue asesinada con un pico por su conyugue José Llicahua Condori, en la en la comunidad de Choccoyo, distrito de Challhuahuacho, provincia de Cotabambas, el agresor fue condenado a 30 años de cárcel.  En mayo de este año, se produjo un caso insólito, Kenely Luna Aramburú (27) estudiante del último semestre de ingeniería civil y madre de dos niños, fue hallada muerta en el baño de su vivienda con un cable en el cuello, la PNP reportó un suicidio, sin embargo el caso dio un giro inesperado al conocerse por los resultados de necropsia, que el cuerpo de la mujer presentaba lesiones en el mentón y la espalda. Según familiares el día de los hechos, ella habría sido violentada por su pareja Jhonatan Tipo, el mismo que sería miembro de la PNP de Abancay; el caso se encuentra en ampliación de investigaciones, y se sospecha de la complicidad de operadores policiales para hacer que este feminicidio parezca un suicidio.

Estas son muestras, de que las mujeres en Apurímac en el Perú y el mundo, nos encontramos en inminente riesgo de vida por haber nacido mujeres; mucho más aquellas que tienen menor nivel educativo, que no pueden decidir en su sexualidad y han tenido hijos e hijas sin desearlo, las que además están condenadas a asumir esa maternidad con escasos recursos y en situación de dependencia económica, las que hablan quechua y por ello no acceden a información adecuada y/o a la atención del Estado para ejercer sus derechos, aquellas que después de denunciar se ven estigmatizadas y presionadas a aceptar los “designios de la vida”, como diría el presidente Vizcarra. Miles de situaciones visibles e invisibles, producto del modo de vida y de las desiguales relaciones de poder entre hombres y mujeres, son piezas del engranaje de un sistema patriarcal que hacen posible la matanza de mujeres.

Femenicidio

 

Fuentes de información:
https://diariocorreo.pe/edicion/cusco/consternacion-por-muerte-de-madre-de-familia-en-el-dia-de-la-madre-818988/ - Diario Correo del Cusco
http://www.radiotitanka.pe/noticias/1157/en-abancay-condenan-a-19-anos-a-asesino-de-cantante-folclorica - Radio Titanka de Abancay
https://diariocorreo.pe/edicion/cusco/dictan-35-anos-de-carcel-para-feminicida-que-mato-pareja-con-un-pico-agricola-806316/ - Diario correo del Cusco
https://www.mimp.gob.pe/contigo/contenidos/pncontigo-articulos.php?codigo=39 – Estadísticas del MIMP
http://www.pregon.com.pe/ - Diario Judicial el Pregón Apurímac
Testimonios: Familiares y amigos de víctima.