Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Gobiernos locales y comunidades campesinas de Puno frente a la emergencia

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Edson Ortega. Abogado y coordinador de la Oficina Regional de SER en Puno

Gobiernos locales y comunidades campesinas de Puno frente a la emergencia

El país se encuentra en situación de emergencia, a causa del coronavirus (COVID-19), y las poblaciones rurales vienen siendo fuertemente afectadas por el decreto de urgencia y las medidas que suspenden toda actividad colectiva, con la finalidad de salvaguardar la salud pública nacional. En estos meses las comunidades campesinas de Puno se abocan a labores agrícolas ya que está prevista la época de cosecha y con las últimas lluvias también se prevé el barbecho o preparado de la tierra para las nuevas plantaciones. Y a pesar de las restricciones estas actividades se vienen realizando, pero todas las demás actividades comunales han sido suspendidas. En el presente informe analizamos los esfuerzos de los gobiernos locales y las preocupaciones de las comunidades campesinas de Puno para afrontar la emergencia.

La respuesta municipal

El gobierno central ha emitido diversos decretos de urgencia a favor de varios sectores, y el gobierno regional de Puno y los gobiernos locales han implementado diversas medidas para proteger a las poblaciones vulnerables, tal es el caso de los distritos de Ilave y Pilcuyo en la Provincia El Collao y los distritos de Atuncolla y Capachica en la provincia de Puno:  restricción de transporte interprovincial,  horarios de atención del mercado y de las ferias, realización de operativos inopinados a tiendas comerciales con la finalidad de evitar la especulación de precios; lo cual ha hecho que los pobladores deban trasladarse a pie hasta las capitales de los distritos para realizar las compras de los alimentos de primera necesidad y así  abastecerse para los días que pueda durar esta medida.

En el caso de Ilave, el alcalde dispuso el cierre de fronteras de su provincia (EL COLLAO), y del mismo modo indicó que se constituyó una comisión multisectorial para la entrega de la canasta básica familiar, que está conformada por los presidentes de las zonas alta, media y lago, representantes de los comerciantes y de la zona urbana, todos ellos a cargo de recabar información sobre las familias más necesitadas con los presidentes de las comunidades, los tenientes gobernadores y los alcaldes de los centros poblados. Por su parte en el distrito de Pilcuyo las autoridades también han conformado un comité y han anunciado que se encuentran en la etapa de calificación de beneficiarios por parte de los presidentes y tenientes gobernadores de las comunidades del distrito para la entrega de la canasta básica.

En el caso de la provincia de Puno, en el distrito de Atuncolla, el alcalde Ceferino Flores suspendió las actividades programadas en el distrito así como la atención al público en la municipalidad. El personal municipal está dedicado a fiscalizar los centros de abasto para evitar la especulación de precios, además ha limitado el día de feria –jueves- solo productos de primera necesidad. También están realizando el recojo de residuos sólidos en la zona urbana, -en las comunidades esta actividad no se realiza-, y están realizando patrullajes en las diferentes comunidades del distrito para garantizar lo dispuesto por el Ejecutivo. En el caso del cobro de Pensión 65, el alcalde provincial facilitó a los beneficiarios la movilidad hacia la ciudad de Puno, y con respecto a la entrega de la canasta básica se viene organizando con las autoridades distritales y comunales, la entrega -previo empadronamiento-  para los días martes 31 de  abril y miércoles 1 de mayo.

En el  distrito de Capachica, antes de la declaratoria de emergencia, el 15 de marzo se desarrolló la reunión sobre el plan de seguridad y salud ciudadana, donde participaron diferentes autoridades del distrito, en la que el Centro de Salud a cargo del médico Yescid Yupanqui realizó una sesión demostrativa de lavado de manos, así como cubrirse la boca y nariz al momento de toser y estornudar con el antebrazo. En el caso de los días de feria, el alcalde señor Santiago Coila, llevó a cabo una reunión con el subprefecto, seguridad ciudadana, policía nacional y rondas campesinas para tomar medidas preventivas y garantizar la seguridad del distrito.  El cobro de Pensión 65 se desarrolló el día miércoles 1 de abril, y para la entrega de la canasta básica familiar se realizará previa presentación del DNI del titular y de los demás miembros de la familia y el visto bueno de los tenientes gobernadores.

Las autoridades han resaltado que la entrega de la canasta básica familiar en las provincias de El Collao y Puno será para quienes no han sido beneficiarias de los programas  Pensión 65, Juntos ni del Bono 380, por lo que vienen realizando la sistematización de datos para la distribución de la canasta básica familiar, compuesto por arroz, azúcar, harina y aceite, el que será distribuido a domicilio con ayuda del ejército, la policía nacional, el subprefecto y los teniente gobernadores.

Las preocupaciones comunales

Por otro lado, las autoridades comunales Aymaras y Quechuas manifiestan que los comuneros y comuneras no han accedido al bono de los 380 nuevos soles, y una vez más se sienten marginados por el Estado, ya “que dicho bono no es para el campo sino para la ciudad”, por lo que piden a los gobiernos locales y regionales interceder ante la autoridad central para que accedan a este beneficio. Al mismo tiempo solicitan al gobierno local principalmente, a los funcionarios responsables de realizar los padrones de los hogares y responsables de los censos que cumplan con su trabajo.

Asimismo, exigen a las autoridades que los centros de salud brinden una atención adecuada y oportuna, que el personal de salud reciba los equipos de protección y la capacitación adecuada, y que los centros de salud sigan atendiendo, porque hay reportes que en algunas zonas no hay atención.

Las comuneras y comuneros también dan a conocer que las tiendas que existen dentro de las comunidades más lejanas se encuentran desabastecidas tal es el caso de la comunidad de Escallani del distrito de Capachica; esto se debe a la inmovilización social por la emergencia del COVID-19.

Es oportuno también hacer el alcance de que si bien las actividades agropecuarias, de cierta forma se desarrollan con regularidad en las comunidades campesinas de la Región de Puno, otra es la realidad de los emprendedores de turismo y artesanía de las comunidades. El Lago Titicaca es uno de los destinos turísticos más importantes del país, que alberga más de 12 emprendimientos de turismo rural comunitario ubicados en las islas, penínsulas y comunidades campesinas del lago navegable más alto del mundo. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), la llegada de turistas internacionales se reducirá entre un 20% y un 30% en el 2020, lo que implica la caída drástica de los servicios turísticos y de la venta de productos artesanales.

Finalmente los comuneros y las comuneras señalan con cierta tristeza y preocupación “nosotros hemos vivido muchas enfermedades y hemos sobrevivido siempre por nuestros propios medios; y, siempre hemos vivido el olvido del gobierno” y piden que en medio de esta pandemia no se vulnere su derecho a la salud y a la vida. Y que no se olvide que todos y todas las peruanas merecemos el mismo trato y respeto.