Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Incendio forestal afectó 600 hectáreas en Tambomachay, Ccorao y Sacsayhuamán

Foto: Redes Sociales Cusco

Wilson Chilo

A diferencia de otros años, hoy los incendios forestales en Cusco han traído tragedias y enlutado a toda una comunidad. A inicios de agosto, en la provincia de Quispicanchi se registró un incendio de gran magnitud, y los primeros en enfrentarlo fueron los campesinos y jóvenes de la zona, tal fue el desastre y la falta de atención de las autoridades por la lejanía del incendio, que murieron ocho personas y hubo más de 35 heridos con quemaduras de segundo y tercer grado.

La tragedia se convirtió en noticia y de ahí se olvidó, tanto para las autoridades como para la mayoría de los cusqueños. Después tuvimos incendios en casi todas las provincias del Cusco, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) informó que en este año se han registrado 838 incendios forestales a nivel nacional, siendo Cusco la segunda región más afectada, hasta el mes de agosto, con 141 incidentes. Y en realidad, hay que precisar que solo han sido visibilizados aquellos que han estado cerca de Machu Picchu y el incendio forestal cerca de centro arqueológico de Sacsayhuamán y Tambomachay, ocurrido esta semana.

En la tarde del último jueves, el característico cielo azul de la ciudad del Cusco, comenzó a mostrar nubes negras, justo por donde se oculta el sol; los curiosos afirmaban que se venía una lluvia y nadie se percató lo que la oscuridad de la noche nos iba mostrar, desde gran parte de la ciudad se apreció una luz roja intensa que venía de la zona de Sacsayhuamán y Tambomachay, que nos informaba del incendio forestal iniciado al medio día del  jueves.

De acuerdo al Director de Gestión de Riesgos del Gobierno Regional del Cusco, serían alrededor de 600 hectáreas devastadas por el incendio en Tambomachay, Ccorao y parte del Parque Arqueológico de Sacsayhuamán: El fuego habría iniciado al medio día y los fuertes vientos arrastraron esta catástrofe hasta el siguiente día.

En este incendio forestal fueron siete comunidades campesinas de la zona, las que hicieron los primeros esfuerzos para controlar el fuego. Según indican, recién en horas de la noche y el día viernes se constituyeron las diferentes instituciones para apoyar.

El ministro de Cultura, Alejandro Neyra, aprovechando su presencia en el Cusco, el día viernes se dirigió a la zona donde se produjo el incendio forestal e informó que el patrimonio arqueológico no sufrió ningún daño, al ser controlado a tiempo en dicho sector.

“Hemos podido recorrer la zona de Sacsayhuamán, Tambomachay y Puka Pukara, comprobando que no hubo afectación al patrimonio arqueológico. Los bomberos y voluntarios trabajaron toda la noche y la madrugada para controlar el fuego en este sector. Sin embargo, se está trabajando para controlar al 100% el fuego en otra abra, pero que no afecta a los restos arqueológicos. Por ese lado estamos más tranquilos”, señaló el ministro.

Otra de las gestiones que se realizaron desde el programa de Respuesta a Incendios Forestales de los Bomberos y el Gobiernos Regional del Cusco, a fin de resguardar la integridad de los voluntarios y de los restos arqueológicos que pueden verse comprometidos, fue el arribo de un avión y un helicóptero especiales para la lucha contra incendios forestales.

Esta información fue confirmada por el brigadier CBP, José Arellano, líder de la Fuerza de Tarea contra Incendios Forestales del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, quien señaló que la aeronave C27 ya salió de Lima para Cusco portando el sistema ‘Guardian’ para el transporte aéreo de agua.

Por su parte, la Dirección Regional de Salud activó de inmediato el Sistema de Atención de Emergencias; por lo que, desde la noche del jueves, los equipos de Brigadistas de Salud y el Equipo del Servicio Atención Móvil de Urgencias y Emergencias SAMUE se movilizaron hasta la zona de Sacsayhuamán y Tambomachay para acudir a la población que resulte afectada por las llamas o el humo provocados por el incendio.

Es importante señalar que el incendio se extendió hasta los territorios vecinos de Quesormayo, Yuncaypáta y Tipón; ante esta situación la alcadesa de Cusco, Romi Infantas informó que hoy intervendrán los helicópteros del Ejercito para sofocar estos rezagos de fuego.

Razones y sanciones

La sanción por realizar quemas, son infracciones que oscilan entre 10 hasta las 5.000 Unidades Impositivas Tributarias (UIT), en el Código Penal se sanciona con pena privativa de la libertad de 4 a 6 años; pese a estas advertencias el Cusco ha registrado más incendios que años pasados.

Para los campesinos la quema es una práctica que realizan para iniciar una nueva cosecha en su terrenos; ellos impulsan esta actividad con los cuidados y en algunas oportunidades les ha ganado el fuego y eso ha generado los siniestros, en estos casos la Fiscalía los identifica de manera inmediata y los sanciona; pero eso ocurre solo en uno de diez casos; de la mayoría de los incendios forestales no se llega a identificar a los responsables que iniciaron el fuego; este es un gran vacío que se complementa con la insuficiente gestión de los municipios locales y el Gobierno Regional del Cusco, en la materia.