Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

La comunidad shipibo de Paoyhan demanda ayuda urgente para enfrentar el Covid-19

Foto: Bernabe Mahua Fasanando

Luisenrrique Becerra

El distrito de Padre Márquez (Loreto) que se encuentra en la provincia de Ucayali, departamento de Loreto, tiene más de 10 comunidades; la única que tiene alcance a la red de comunicación y señal de internet es Paoyhan una comunidad de 1,500 habitantes y 400 familias de las cuales 200 presentan síntomas de Covid-19 desde hace algunas semanas.

“La enfermedad ya está en las comunidades nativas, no tenemos los suficientes médicos para que nos atiendan, estamos enfermos. Necesitamos apoyo; que lleguen más pruebas rápidas y tratamiento” exclama Rafael Cairuna Putusima, Apu de la comunidad de Paoyhan.

“La comunidad está alejada de la urbe de Loreto; nosotros debemos abastecernos de alimentos, especias y medicamentos. Para salir de la comunidad toma tiempo y dinero ya que debemos alquilar un bote, comprar gasolina y planificar la salida que implica horas o días de viaje, 4 días a Iquitos y 8 horas a Contamana. Al inicio de la cuarentena hemos cerrado y resguardado nuestros puertos principales, pero se terminaron nuestras reservas, por ello los comuneros tuvieron que viajar a la ciudad durante el tiempo de confinamiento para comprar alimentos y cobrar el bono; los viajes se hicieron cada 15 días” describe el Apu de la comunidad de Paoyhan.

Hace una semana llegó un equipo de salud a la comunidad de Paoyhan; pero solo tenía 5 pruebas. Las 5 personas que estaban con los síntomas más graves fueron las escogidos para enfrentar el descarte; como era de esperarse las 5 pruebas dieron positivo al Covid-19.

Esta no es la primera vez que los habitantes de la comunidad de Paoyhan sienten el olvido del Gobierno Central y Regional “en la comunidad nos dedicamos a la agricultura tenemos plátano, cacao, yuca y papaya pero nosotros no podemos acceder a un mercado sostenible ya que el traslado de nuestros productos toma mucho esfuerzo al no haber carretera, acá no existen otras posibilidades de desarrollo además del turismo y la agricultura” explica el Apu de la comunidad.  

“Me gustaría pedir al Estado y al Ministerio de Cultura oportunidades de desarrollo para las comunidades; que no solo seamos de uso como patrimonio cultural; porque sin economía no comes, no vives; queremos que nos consideren para proyectos productivos de artesanía y agricultura” afirma Rafael. 

El Apu reconoce que para enfrentar el dolor de cabeza, la falta de respiración, los escalofríos, la falta de apetito y la tos frecuente no basta la medicina natural “necesitamos la ayuda de la ciencia, no podemos dejar solos a los que están enfermos y no dejaremos morir a nuestros comuneros”.

“Hace una semana estábamos en contacto con el Ministerio de Cultura y estamos en espera de su llamado, aquí no hay alimentos ni medicina y de eso se van a encargar; además de traer más pruebas de descarte y kits médicos de tratamiento” señala Rafael.

DATO

Hasta el momento de redactar esta nota no hay ninguna víctima mortal en la comunidad de Paoyhan. Para cualquier apoyo o comunicación se pueden contactar por Facebook con Paoyhan Non Jema