Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Lideresas de Ayacucho y Puno demandan que Política de Igualdad de Género de medidas concretas a favor de las mujeres

Foto ©Luisenrrique Becerra | Asociación SER

La aprobación de la Política Nacional de Igualdad de Género por parte del gobierno del presidente Martín Vizcarra, publicada el día jueves 04 de abril, mediante Decreto Supremo Nº 008-2019 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), ha sido bien recibida por diferentes lideresas políticas y sociales de Puno y Ayacucho. Noticias SER comparte sus opiniones y la demanda de acciones concretas por parte de los tres niveles de gobierno en favor de la igualdad de oportunidades.

Nancy Rossel Angles, ex alcaldesa de Carabaya y exdirectora de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) Carabaya.

 “Si bien es un buen paso, no basta con aprobar la política, para que tenga el efecto que se busca se necesita cambiar esquemas mentales que venimos arrastrando desde siempre”.

Herlinda Calderón, presidenta del Instituto Regional de la Mujer Ayacuchana (IRMA)

“Es una de las políticas que se exigía y de todas maneras es buena, pero hay que explorar su contenido, porque muchas veces se aprueban, pero funcionan solo como pastillas que no necesariamente curan la enfermedad”.

Verónica Galvez Condori, exregidora del Municipio de Puno.

“La aprobación de la política de igualdad de género es un avance positivo que se esperaba hace mucho tiempo, significa que estamos avanzando y es un triunfo para crear un Estado con igualdad de oportunidades”.

Zoila Gamboa García, integrante de la directiva de la Federación de Mujeres Indígenas de Ayacucho

“Saludamos la decisión del gobierno y del Ministerio de la Mujer por haber aprobado y publicado este documento que debe orientar las acciones que deben desarrollar los ministerios, gobiernos locales y regionales para trabajar acciones sostenibles para la igualdad de género. Es momento de que esto se ejecute”.

Maritza Mendoza, miembro del Movimiento Manuela Ramos

“La Política de Igualdad de género aborda la discriminación estructural contra las mujeres como un problema central en el país, reproducido socialmente y transmitido de generación en generación a lo largo de la historia. En consecuencia, esta política contribuirá a promover la igualdad entre hombres y mujeres sin discriminaciones y; el marco de la igualdad de género contribuirá a enfrentar el conjunto de prácticas reproducidas por patrones socioculturales instalados en las personas, que se expresan en prácticas y discursos violentos que son avalados por el orden social”.