Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Comunidad Shipibo Conibo de Cantagallo: aislada y en grave riesgo

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Luisenrrique Becerra

Después de la muerte de tres personas en la comunidad Shipibo Conibo de Cantagallo, los habitantes viven en la más grande incertidumbre. La comunidad ha sido cercada por el Ejército para que permanezcan en un aislamiento que durará dos semanas. Las autoridades de Salud llegaron a hacer pruebas de descarte Covid-19 el miércoles 12 de mayo y los resultados arrojaron que más del 70 por ciento de los habitantes es portador del virus.

Días después de los alarmantes resultados “Miembros de personal médico llegan a la comunidad a ver nomás, pero no nos facilitan medicinas para el dolor muscular o de cabeza; nosotros mismos tenemos que comprarlas para todos los miembros de nuestra familia y no tenemos la economía para hacerlo durante todo el tratamiento” afirma un padre de familia de Cantagallo.

Ante esta situación muchos de los habitantes de la comunidad, apelan a remedios caseros haciendo preparados de ajos con kion e infusiones de eucalipto con el que también zahuman el interior de sus hogares para favorecer su respiración.

Algunos habitantes de la comunidad nos explican que los pacientes graves no confían en los servicios de salud  “ellos alegan que sus hospitales están colapsados y nos van a llevar a morir nomas”, mostrando su enorme desconfianza hacia el Estado Peruano, por sus anteriores experiencias de engaños y maltratos. 

Las pésimas condiciones higiénicas y sanitarias con las que cuentan impiden el lavado continuo de manos y el cambio permanente de ropa. En búsqueda de construir infraestructuras de saneamiento, los miembros de la comunidad realizaron la conexión de una red de tuberías para instalar el desagüe; pero todavía no está en funcionamiento.

“Las comunidades indígenas están olvidadas, en mi pueblo cuantos están muriendo y las autoridades ni saben, los entierran nomas; así como aquí” comentó una madre de familia de la comunidad.

Ante esta grave situación es urgente apoyar a la comunidad shipibo conibo de Cantagallo. Y las medidas que tomen las autoridades no serán suficientes, por ello le toca a la sociedad darles el apoyo que requieren.