Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Abogada y especialista en gestión pública

Con la lluvia llega el Carnaval, y la prevención ¿para cuándo?

“Para que mi Dios haría

carnavales en febrero,

para andar en tanto barro

y tantísimo aguacero”

 

El carnaval de Cajamarca siempre viene acompañado de fuertes lluvias, y todos los años hay deslizamientos en la carretera que va de Cajamarca a la costa, las calles se llenan de agua, las casas se inundan, y muchas familias quedan afectadas.

El 15 de febrero se promulgó el Decreto Supremo N° 027-2019-PCM, que declara el Estado de Emergencia de varios distritos del departamento de Cajamarca, por el peligro inminente de inundaciones y movimientos en masa durante el periodo de lluvias 2018 – 2019[1]. El objetivo de la norma: que el gobierno regional y gobiernos locales ejecuten acciones inmediatas y necesarias para la reducción del “muy alto riesgo existente”, por un periodo de 60 días. Es decir, realizar la contratación directa de combustible, maquinaria, y ejecución de obras tal como lo establece la Ley de contrataciones actualizada.

¿Es necesario que se haya emitido este decreto? Sí.

No obstante hay que considerar que en febrero del 2011, el Congreso promulgó la Ley 29664, que creó el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SINAGERD), en ella se señala que “La Gestión del Riesgo de Desastres es un proceso social cuyo fin último es la prevención, la reducción y el control permanente de los factores de riesgo de desastre en la sociedad, así como la adecuada preparación y respuesta ante situaciones de desastre (…).” Pasados ocho años de su promulgación no se ven avances, pues andamos muy lejos de la prevención.

Es evidente que es más fácil organizar una fiesta, que poner en marcha la gestión de riesgo. Está claro que esta es una responsabilidad del gobierno regional y los gobiernos locales, y los vemos posando para la foto en la conformación de los comités de seguridad ciudadana, pero existe la percepción de que estos gobiernos no están trabajando en la prevención, menos en estos día en que el carnaval es su prioridad.  

Y es que la prevención no sólo es construir muros de contención, ampliar carreteras, o limpiar y descolmatar ríos y quebrados, tareas imprescindibles para evitar nuevas desgracias. La prevención implica también educación ambiental a la ciudadanía. No sólo hay que disfrutar del carnaval, hay que hacernos responsables de lo que está sucediendo, y es imprescindible que las autoridades regionales y locales, le den la misma o más importancia a los efectos de las lluvias en la región que al tradicional carnaval, asunto del que los barrios se pueden encargar sin mayor problema.

-------------

[1] https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/decreto-supremo-que-declara-el-estado-de-emergencia-en-vario-decreto-supremo-n-027-2019-pcm-1741932-1/