Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Crisis política: hora de definiciones

La operación de captura del Tribunal Constitucional orquestada por el fujimorismo en connivencia con el presidente del Congreso y sus aliados parlamentarios, así como la inminente aprobación en la Comisión de Constitución del dictamen que archiva el proyecto de adelanto de elecciones, están a punto de convertirse en los capítulos más sombríos de nuestra historia política reciente, ratificando que el partido liderado por Keiko Fujimori persiste en mantenerse de espaldas a la ciudadanía y al mismo tiempo avanza en su arremetida contra la institucionalidad democrática todavía vigente en el país.

El camino elegido por Fuerza Popular y sus aliados no es circunstancial, si no que se condice con su objetivo de poner al servicio de sus intereses las distintas entidades del Estado, tanto para beneficiarse de las gollerías que trae consigo el poder político como para garantizar la impunidad de sus dirigentes en las diferentes investigaciones judiciales que les toca afrontar. Y no está de más recalcar que la actitud prepotente manifestada por el fujimorismo durante todo este tiempo sigue el mismo tono de lo ocurrido en la década de los años 90, revelando la vena autoritaria indesligable de su identidad política.

Lamentablemente, la postura política del Poder Ejecutivo sigue sin estar a la altura de la situación que exige una defensa cerrada de la democracia. En efecto, si bien el Presidente Martín Vizcarra ha manifestado en algunas oportunidades su insistencia en el adelanto electoral como la única alternativa para la salida de la crisis, hasta el momento no ha tomado ninguna acción concreta más allá de presentar el proyecto de ley correspondiente; y lo peor de todo es que nadie en el gobierno ha hecho ningún esfuerzo político serio para acercarse a las distintas organizaciones y grupos ciudadanos que impulsan las demandas de cambio a fin de construir una coalición política que haga frente a los embates del fujimorismo.

Conscientes de que estamos al borde del desenlace de la larga crisis política iniciada en el 2016, en Noticias SER nos mantendremos alertas durante los siguientes días, que serán decisivos en la lucha por resguardar nuestra democracia, y exigimos al gobierno que no siga dudando y adopte finalmente una actitud firme frente a las fuerzas de la corrupción y el autoritarismo. Si lo hace la ciudadanía, una vez más le dará su respaldo.