Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Cuatro congresistas electos de Ancash son investigados por el Ministerio Público

Foto: Huaraz en Línea

Víctor Mendoza Barrantes. Abogado y educador. Director de la Comisión de Justicia Social de la diócesis de Chimbote

“Denme un plazo para conocer la función pública y luego responderé” dijo Norma Alencastre cuando fue elegida concejal en el último proceso electoral ante la pregunta sobre sus funciones en la Municipalidad Provincial del Santa. Ella, ahora, forma parte de los cinco elegidos que representarán a Ancash en el Congreso de la República.

La señora Alencastre “Norma, de la farmacia Bazán” se hizo conocer en la  política local por ser propietaria de una cadena farmacéutica en Chimbote. De participación en espacios públicos, nada.  A nivel regional ocupa el segundo lugar luego de Betto Barrionuevo Romero (ex alcalde distrital de Huayllabamba en la provincia de Sihuas); ambos por Somos Perú; agrupación política a la que también pertenece el gobernador regional ancashino. La tercera curul la ocupa María Isabel Bartolo Romero por Unión por el Perú-UPP, nueva presencia en la política ancashina, seguida por Otto  Guibovich (general en retiro del Ejército Peruano) de Acción Popular-AP y culminada con Jhosept Pérez Mimbela de Alianza para el Progreso- APP, ex alcalde de la provincia de Casma.

Uno de los grandes derrotados es el cuestionado ex congresista de Fuerza Popular Carlos Domínguez quién, pese a la costosa campaña desplegada no volvió a ser electo. Mientras tanto, las izquierdas perdieron la oportunidad de tener representantes, quizá porque sus viejos líderes siguen pensando en “la dictadura del proletariado” y consideran poseer “la línea correcta”. El Frente Amplio y Juntos por el Perú ocuparon posiciones debajo de Fuerza Popular y el FREPAP.

La brevedad de la campaña no permitió debatir muchas de las propuestas consideradas como grandes expectativas de la población: la construcción de hospitales oncológicos y pediátricos, la reforma tributaria para que las grandes empresas mineras paguen más impuestos hasta la pena de muerte para violadores y corruptos promovida por la representante de UPP. Tampoco hubo el tiempo suficiente -espero que no sea justificación- para conocer que cuatro de los cinco congresistas tienen problemas con la justicia.

Según RSD Noticias Norma Alencastre, forma parte de una investigación preliminar por presunta comisión del delito de falsificación de documentos en la Cuarta Fiscalía Penal Corporativa del Santa. Betto Barrionuevo, el más votado y también de Somos Perú, está siendo investigado por los presuntos delitos de peculado doloso y malversación de fondos. El primer caso data del 2009 y el segundo del 2016, cuando se desempeñaba como alcalde distrital. Jhosept Pérez es investigado desde el 2017 por los presuntos delitos de corrupción en la modalidad de negociación incompatible y peculado. El exalcalde tenía más de 10 investigaciones fiscales, pero la mayoría han sido archivadas. El general en retiro del Ejército Peruano Otto Guibovich Arteaga, tiene abierta una investigación preliminar en la Segunda Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, por los presuntos delitos de negociación incompatible y colusión, caso relacionado a una frustrada compra de tanques de combate en el 2009.

Ancash, una de las regiones del país que más ha sufrido y sufre por la corrupción, parece no sacudirse del flagelo pues los electores no dan la debida importancia a candidatos que, si bien no deben ser inmaculados, sí deben ser sujetos que garanticen el ejercicio correcto y no delictivo de la función pública.

Hace dos años, el papa Francisco en su visita a nuestro país, nos instó a “no dejarnos robar la esperanza”. La esperanza es lo último que se pierde dice la sabiduría popular. Mantengamos la esperanza a través del trabajo por una seria reforma política que posibilite la participación de líderes con poder para servir y, especialmente, en favor de los marginados de nuestra sociedad.