Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Doctor en Ciencia Social por El Colegio de México. Profesor y Coordinador de la Maestría de Sociologìa Unidad de Posgrado de Ciencias Sociales

“Desde el lado del corazón”

En el marco del Cuarto Festival Internacional de Cine Político (FICiP) de Buenos Aires, se exhibió el domingo 10 de mayo en el cine Bauen el documental de Francisco Adrianzén “Desde el lado del corazón”, que narra la historia de la nueva izquierda peruana desde los guerrillas miristas de 1965 hasta el paro nacional del año 1977.

La concatenación de la historia es lograda por medio de un conjunto de entrevistas a los principales líderes políticos y sindicales, así como a algunos intelectuales y militantes de base de los diferentes partidos de izquierda de esos años.

Es una retrospectiva a este segmento de la historia peruana que no es bien conocida más allá de los linderos de la propia izquierda. Ese es un primer valor que encuentro en esta producción. No se trata, empero, de un relato acrítico y complaciente, pues hay cuestionamientos severos a las posiciones asumidas en ciertas coyunturas críticas de la vida política peruana, especialmente cuando los entrevistados se refieren al golpe del general Velasco Alvarado, en su momento duramente cuestionado y hasta combatido, pero ahora, con el equilibrio que da el paso de los años, reconsiderado. La política que llevó a la oposición casi ciega al reformismo militar es criticada sin ambages por los protagonistas entrevistados para este documental.

Los testimonios van guiando al espectador sobre el proceso político desde la mirada de los actores de la izquierda, y las imágenes proyectadas nos recuerdan que sus protagonistas eran muy jóvenes, quienes, en última instancia, lo que deseaban era simplemente cambiar el país. Esta convicción emanaba de lo que habían observado, en especial en el campo peruano, en donde los campesinos eran tratados como siervos, sometidos a abusos increíbles por parte de los hacendados. Hay entrevistas conmovedoras al respecto.

Pero también se puede apreciar que el ímpetu revolucionario chocaba con una cierta ingenuidad, como relata Gustavo Espinoza sobre el encuentro que sostuvieron los dirigentes sindicales con un funcionario de la KGB, quien los confronta con su buena voluntad. Aun así, esta izquierda política y sindical consiguió establecer vínculos intensos con los trabajadores, lo que se hizo visible, ya en el tiempo de Morales Bermúdez, en el paro nacional de 1977. Este paro significó un quiebre en el proceso político nacional (fue el primer hecho que hizo pensar a la junta militar en dejar el poder), pero también en el propio movimiento popular, pues desencadenó la reacción del gobierno que despidió 5 mil trabajadores, descabezando las dirigencias sindicales y debilitando las bases orgánicas de los partidos de izquierda.

En esta fecha se detiene el documental, se espera la segunda parte en la que se mostrará el camino que va desde el paro nacional de 1978 hasta 1983, entonces ya conformada Izquierda Unida, que conseguiría triunfos electorales importantes, como la Alcaldía de Lima, con Alfonso Barrantes ya convertido en figura política nacional de primer orden.

Hay otros temas que se tratan en los más de 100 minutos que dura el documental, como el papel que jugaron los dirigentes de base, las mujeres que tenían que vencer prejuicios de los dirigentes masculinos para ejercer su militancia, o los debates al interior de las agrupaciones de izquierda para caracterizar la coyuntura política.

Uno se siente invadido por un tono de cierta nostalgia gracias a algunas imágenes proyectadas, como aquellas que muestran a los actuales dirigentes cuando eran muy jóvenes, sea disertando o dirigiendo las marchas, y quienes, más allá de los errores políticos que pudieron cometer, fueron honestos al momento de comprometerse con su pasión política.

No puedo terminar estas líneas sin mencionar la emoción que provoca ver a amigos que ya no están con nosotros y que dejaron importantes huellas en la acción política y en las ideas de la nueva izquierda peruana: Carlos Iván Degregori, Javier Diez Canseco y Manuel Cortez. Un homenaje para ellos.