Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Drogas ¿en qué andamos?

En esta semana final de marzo, se han producido hechos relevantes para las políticas de Drogas y Lucha contra el Narcotráfico. En el plano externo, una evaluación de las reuniones de la Comisión de Estupefacientes de la ONU (Viena, marzo); importantes declaraciones políticas de países latinoamericanos a favor del cambio y la reforma a distintos niveles. Asimismo, se presentó el Informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) que especifica en 60,400 las hectáreas de coca en Perú, dentro de 133,000 en la región Andina [2] .

El Gobierno peruano de Humala-Heredia sigue siendo un firme opositor  al cambio, que alienta  la línea de la represión indiscriminada, la erradicación forzosa y la desproporcionalidad en su política de drogas; pese a ser el principal productor de coca/PBC y teniendo un sistema muy variado de rutas de salida, como es el caso del trapecio Amazónico, el corredor boliviano y la ruta marítima del Pacífico hacia América del Norte. Como buen militar, la estrecha prioridad del presidente Humala es vencer a SL en el VRAEM. Sin embargo, si como dicen Carmen Masías de DEVIDA y algunos miembros de las FFAA y la Policía deciden finalmente erradicar 16,000 has este año, los costos sociales y políticos serán muy grandes. No parece ser que el quinto gabinete presidido por Rene Cornejo realice, en ese sentido, cambios notorios.

De otro lado,  la caída del “clan familiar” y la incautación de 620 kilos de cocaína de alta pureza es consecuencia de un trabajo de inteligencia eficaz. Pero queremos resaltar dos asuntos: Hoy en día, las regiones del Huallaga, la Selva Central y el VRAEM están completamente articuladas a la producción de coca, PBC e incluso clorhidrato de cocaína, refinada antes de ser sacada del territorio peruano. Entre  el 2012/2013 se habían detectado entre 36 y 46 pistas clandestinas en la zona de Pasco (Pichis Palcazú, colindante con VRAEM), que pese a ser destruidas, constituían una importante inversión para la población de la zona dependiente de la coca y el narcotráfico. El día 29 de marzo, las fuerzas combinadas tuvieron un tiroteo en Santa Rosa (VRAEM) donde dieron muerte a una persona y detuvieron a dos sospechosos, en una avioneta de matrícula boliviana con 300 kilos de droga.

Lo segundo es que aun el mercado norteamericano de consumidores de cocaína es un segmento importante de la demanda internacional de drogas, sobretodo porque consumen droga de alta pureza. Esto lleva a poner en cuestión  lo que los  funcionarios de la Office of National Drug Control Policy (ONDCP) dicen, respecto a que ya no son un mercado importante de cocaína. Lo cual no es verdad. El tamaño de la demanda norteamericana tiene un impacto directo con el principio de responsabilidad compartida traducido en dinero invertido.

En el campo de la política doméstica, hay que resaltar los impactos del informe de la Megacomisión Tejada del Congreso de la República respecto del caso ‘narcoindultos’, en el que se vincula al propio ex presidente Alan García. Más de 5,000 beneficios otorgados durante su gobierno, 400 de ellos para casos de Tráfico Ilícito de Drogas agravado (art.297 CP), incluidas bandas completas.

De otro lado se mantienen los severos problemas de hacinamiento y el problema referido el sistema interamericano por  la detención preventiva [3] , con una fuerte desproporción en las penas. Esto tiene directas relaciones políticas futuras, como es el intento de incorporar las cortes de drogas.

El problema de la corrupción es mayúsculo y está generalizado (54% de la población lo piensa como el principal problema), siendo el Congreso (55%), la Policía (53%) y el Poder Judicial (49%) considerados los más corruptos, mientras que en términos de desaprobación, de acuerdo a la encuesta Ipsos  que publicó El Comercio en febrero del 2014 (Revista Ideele 235).

Por su parte, el ministro del Interior refirió los resultados del “Plan Norte”, destinado a articular los esfuerzos de la PNP en Piura, Tumbes, Chiclayo y La Libertad para combatir el crimen organizado: reducción de tasa de homicidios y robo agravado en un período corto de tiempo. En varias regiones como Puno, se encuentran diversas relaciones entre la economía ilegal de la minería del oro, el comercio ilegal de los insumos químicos y el tráfico de drogas.

Pasando a otro tema,  en el campo de la salud mental en el Perú, luego de la catástrofe de enero del 2012 en la que murieron hasta 46 pacientes encerrados en dos comunidades de tratamiento, el proceso de formalización de las comunidades terapéuticas existentes (se calcula unas 450 a nivel nacional), ha sido un completo fracaso. De acuerdo a cifras oficiales, solamente 4 se habrían formalizado. Desde el CIDDH sugerimos la urgente aplicación de medidas para lograr convocar y convencer a determinadas comunidades terapéuticas.

Finalmente, en el campo del desarrollo alternativo, la situación no es buena. Dependiendo de los escasos recursos que proporcionan los programas sociales del Gobierno (Beca 18, Juntos y otros), bajo criterios de promoción de capacidades, pasantías, gestión y el principio de asociatividad. En los últimos tiempos, la roya afectó a los productores cafetaleros de toda la selva. Lo cierto es que, en paralelo al mantenimiento de una política económica abierta y disciplinada, el Perú se encuentra “hasta la coronilla” en materia del narcotráfico, que ha permeado todos los sectores productivos, políticos y sociales.

No obstante, el ejercicio de ciudadanía en la Selva Alta es muy pobre. La transparencia en la gestión municipal no es frecuente y es muy pobre. El movimiento cocalero peruano está fragmentado por regiones, dificultándose la conformación de una plataforma actuante como la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios de las Cuencas Cocaleras del Perú (CONPACCP), pero se ha disfrazado para elecciones regionales (caso Elsa Malpartida para Gobierno Regional de Huánuco, y Nelson Palomino para el Gobierno Regional de Ayacucho, ambos líderes cocaleros).

Notas:

1. Director del CIDDH, Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos.
2. http://www.incb.org/documents/Publications/AnnualReports/AR2013/Spanish/AR_2013_S.pdf
3. http://www.oas.org/en/iachr/media_center/PReleases/2014/001.asp?utm_source=Open+Society+Foundations&utm_campaign=d315565b16-ptd-20140220&utm_medium=email&utm_term=0_d16374add2-d315565b16-49210901