Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Economista. Egresado de la Maestría de Gerencia Social de la PUCP. Consultor y Especialista en Manejos y Gestión de Conflictos Socio-ambientales y Desarrollo Local

Economía circular y cambio climático: innovación o muerte

Conversar con la doctora Doris Balvín, después de muchos años, me devolvió la esperanza de que aún es posible articular – de manera innovadora- un movimiento social de resistencia al cambio climático y sus efectos. Doris siempre fue una militante ambientalista, ahora es una voluntaria humanista y de la vida, es decir, sigue siendo la misma, sólo que más completa porque ahora su misión es salvar el planeta de los efectos del cambio climático.

Nadie lo cree, pero el planeta está en una crisis ambiental y camina hacia una hecatombe. Todo el mundo está convencido que los efectos del cambio climático se van a sentir de acá a unos 100 años o a lo menos 50. Las películas que creíamos ciencia ficción, producto de la imaginación de los productores cineastas ahora son una realidad: Tornado, Inundación, El Gran Huracán Categoría 5, Geo-tormenta, La última ola, entre otros.

Hoy el mundo necesita de una revolución que cambie nuestro modo y estilos de vida. Como lo dice Camila-una niña de apenas 16 años- “revolucionar la manera en que consumimos, en que producimos e interactuamos con el planeta y las demás personas. Revolucionar la manera en que pensamos”

Sirva esta reflexión a propósito del aniversario de la Cámara de Comercio e Industria de Tacna para plantear algunas formas innovadoras en la que los empresarios pueden redefinir sus modos de producción y aporten a la sostenibilidad del planeta.

Nuestro modo de producción se ha basado en una economía lineal: hacer, utilizar y desechar. La mayoría de productos que utilizamos todos los días, como por ejemplo una lavadora, un celular o una simple botella de plástico, se produce, se usa y se desecha rápidamente, porque no es reparable, luego todos los componentes se desechan y van a la basura, con sus secuelas ambientales.

Sin embargo, existen modelos alternativos, como la economía circular que plantea un sistema de producción más amigable con el medio ambiente. En Chile, por ejemplo, existe el Centro de Innovación y Economía Circular que plantea un modelo económico desde la práctica hacia la teoría , que busca mantener el valor de los productos materiales durante el mayor tiempo posible, apuntando a la reparación, la reutilización y el reciclaje, generando empleo de calidad y combatiendo el cambio climático como respuesta al actual modelo lineal.

Ejemplos exitosos de economía circular se pueden ver en distintas industrias, desde la moda y textil, electrodomésticos, reciclaje de plástico como insumos para la creación de neumáticos y carreteras, e incluso en la industria pesada y la propia actividad minera muestran su viabilidad. 

Cada peruano produce más de un kilo diario de basura lo que se traduce en más de 11 mil millones de Toneladas al año con sus consiguientes efectos sobre la contaminación y el cambio climático. Por ello, cambiar el modo de producción y estilos de vida es un asunto de estado, y más aún, es una cuestión de vida o muerte.