Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

El 2019 visto desde Cusco

Foto: Ministerio de Cultura

Luz Abarca

Cusco, capital histórica del Perú, ombligo del mundo y también de injusticias para sus ciudadanos, tierra de conflictos sociales e inestabilidad política, ha vivido este año acontecimientos que no podemos dejar de comentar antes de la llegada del 2020.

La construcción paralizada del Hospital Antonio Lorena es un atentado para la salud de muchos cusqueños; la obra fue concesionada durante los gobiernos de Ollanta Humala y Jorge Acurio, ambos miembros del Partido Nacionalista. El ex gobernador regional fue separado del cargo por los delitos de peculado y negociación incompatible, y afronta el proceso en libertad, debido a que la primera Sala Penal de Apelaciones negó el pedido de ampliación de prisión preventiva por 8 meses luego de que cumpliera más de 18 meses tras las rejas. Según informes de las dos comisiones Lava Jato (Pari y Bartra) existen evidencias de corrupción y pago de coimas en todo el proceso, en el que participaron nuestras ex autoridades regionales y nacionales conjuntamente con OAS, la empresa brasilera concesionaria. ¿Llegará la justicia o seguirá la impunidad? Mientras tanto la obra sigue paralizada.

Los conflictos sociales fueron varios, pero quiero recordar la contaminación con metales de Espinar. En diciembre del 2018, la Dirección Regional de Salud (DIRESA) de Cusco emitió un informe en el que se confirmó que el agua potable que consumen los espinarenses contiene metales pesados. Y mientras en la televisión nacional veíamos transmisiones a diario sobre el aniego en San Juan de Lurigancho a inicios de año, Espinar seguía batallando y exigiendo por agua potable como hace más de 16 años, pero eso no lo verán los peruanos por la TV. Ya es hora de ser empáticos con el resto de peruanos y no seguir cerrando los ojos ante las injusticias que viven a diario los peruanos al interior del país

Cusco, es una de las regiones con mayores índices de violencia contra la mujer, la quinta región con más feminicidios en el Perú en lo que va del año. Una región en la que 8 de cada 10 mujeres han sufrido violencia, una estadística terrible que parece no interesar a algunos partidos políticos que han lanzado a candidatos con denuncias por violencia contra la mujer, o por no cumplir con alimentar a sus hijos e hijas.

La gobernabilidad de la región se vio afectada también por la suspensión del alcalde de la provincia de Cusco, Victor Boluarte Medina, quien enfrenta una condena por fraude en la administración de personas jurídicas, y tuvo que ser reemplazado por el antropólogo Ricardo Valderrama, luego de varios meses de inestabilidad al interior del gobierno de la capital de la región. Mientras tanto, en cuatro distritos de la misma provincia (Santiago, Wanchaq, San Jerónimo y San Sebastián) los alcaldes tienen serias acusaciones de corrupción. Por ello, esperamos que en estas nuevas elecciones congresales nos informemos mejor, antes de emitir un voto.

Pero eso no es todo, en el distrito de  Echarati, que es parte de La Convención, una de las provincias con mayor presupuesto, el alcalde viene cumpliendo una pena de nueve meses de prisión preventiva por los delitos de peculado y organización criminal. Al momento de su captura agentes de la fiscalía anticorrupción encontraron una pistola y 12 mil 100 soles que habrían sido parte de una coima entregada por un proveedor del gobierno local.

Sin embargo, no todo fue negativo el 2019. En el campo ambiental, vimos a estudiantes de la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco, del colegio Mateo Pumacahua y  a  miembros de entidades del estado como la Municipalidad Provincial de Machupicchu reforestando diversas zonas de su localidad. Otro hecho importante fue la realización del Congreso Internacional de Lenguas Indígenas de América Latina y El Caribe, organizado por la UNESCO y el Ministerio de Cultura, a través de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, como parte del proceso para reorientar los esfuerzos en la consolidación de los Derechos de los Pueblos Indígenas con una visión más amplia de la cultura, a veces limitada al patrimonio.

Finalmente, para alegría de muchos hinchas cusqueños, Cienciano, “el papá de América” volvió después de muchos años a la primera división del fútbol profesional, al vencer 4 a 2 a Santos.

Se fue el 2019. Hay mucho por construir el 2020, muchos esfuerzos para hacer de nuestra región y nuestra ciudad un lugar más justo e igualitario. Cusco se lo merece.