Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Abogada y especialista en gestión pública

Elecciones 2020: ¿Y ahora por quién votamos?

Luego de la pelea política entre el ejecutivo y legislativo, que tuvo episodios de negación de la oposición fuji-aprista, encerrándose para que nadie les quite lo “conquistado”; la heroica metida de cuerpo de Salvador del Solar al pleno para presentar la cuestión de confianza, la cómica autoproclamación de “presidenta” de Mercedes Araoz, que terminó felizmente con el cierre del Congreso; viene ahora la parte más importante, ¿qué legisladores elegimos ahora para que nos representen?

Cuando pensábamos que nos habíamos librado de ellos (los peores congresistas), el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) determinó  “que los congresistas que fueron disueltos sí podrán postular en las Elecciones Congresales Extraordinarias del 26 de enero de 2020”[1] porque el artículo 90-A que establece “Los parlamentarios no pueden ser reelegidos para un  nuevo periodo, de manera inmediata, en el mismo cargo” no es aplicable. ¿Por qué? Porque este proceso electoral es extraordinario, y porque sólo se tiene que culminar el periodo faltante. Golpe bajo a la reforma, porque esperábamos que el “ente superior” pueda hacer una interpretación diferente acogiéndose a los principios que defienden la democracia y gobernabilidad. 

Por Cajamarca, ninguno de los congresistas disueltos se volverá a presentar, y menos mal porque de los 6 congresistas disueltos, 4 pasaron desapercibidos (casi nadie los conocía), y a uno de ellos lo recordaran por contratar a su sobrino y por nada más!

Ahora  son 132, los aspirantes a una curul de nuestra región,  ¿Por quién votar?

No podemos decir quien será un buen candidato/a, pero sí podemos depurar y decidir por quién NO votar. ¿Por dónde empezamos? Escuchándolos, necesitamos saber que propuestas legislativas tienen para nosotros. OJO: ¡legislativas!, NO obras, de lo contrario después (cuando ya no tengan inmunidad) tendrán encima una investigación por tráfico de influencias como Luciana León. 

¿Qué más hacer? Debemos buscar información sobre ellos, nuestros próximos “representantes” NO deberían tener ninguna investigación, ni proceso pendiente por corrupción; sí, existe la presunción de inocencia, pero si el río suena, es porque piedras trae… -ya ven lo que pasó con Gregorio Santos en el gobierno regional, se proclamaba libre de culpa, pero vimos su vídeo pidiendo su diezmo.- Tampoco deberían tener procesos por alimentos, si no aportan por sus hijos, ¿creen que querrán contribuir con el país?

Agregaría a ello, que deben tener sentido común. SÍ, para decidir, para negociar y para llegar a la gente, no queremos volver a escuchar que existen crímenes de amor, o que están ahí por su plata.

Si hay algo que debemos hacer ahora es informarnos. La pelota está en nuestra cancha.

 

[1] https://rpp.pe/politica/congreso/elecciones-2020-jne-decide-que-los-congresistas-disueltos-pueden-participar-en-los-comicios-noticia-1229316