Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Economista. Egresado de la Maestría de Gerencia Social de la PUCP. Consultor y Especialista en Manejos y Gestión de Conflictos Socio-ambientales y Desarrollo Local

¿Gato por liebre en Moquegua?: Un comité de monitoreo no es una mesa de diálogo

La reciente resolución emitida por la PCM -en la que se formaliza la conformación del “Comité de Monitoreo, Seguimiento y Verificación de los Acuerdos de la Mesa de Diálogo para analizar la problemática minera” del Departamento de Moquegua- es más de lo mismo, sin embargo, la han vendido como la “varita mágica” que va a solucionar los incumplimientos de la actividad minera. Pero la cosa no queda allí, sino que también ha generado una confusión en la población hasta el punto de creer que éste comité reemplaza a la Mesa de Diálogo.

¡Nada más falso que ello! ¿Nos han vendido gato por liebre? Analicemos el fondo de asunto para mayor claridad de nuestros lectores.

En primer lugar, “Comité de Monitoreo, Seguimiento y Verificación de los Acuerdos de la Mesa de Diálogo para analizar la problemática minera” es el mismo comité que hacía seguimiento a los acuerdos con Anglo American Quellaveco, solo que con una mayor presencia del Estado. Es decir, si antes el Estado estaba representando por el gobierno regional de Moquegua y los tres gobiernos locales (Ilo, Mariscal Nieto y Sánchez Cerro), ahora cuenta con la participación del representante de la Presidencia del Consejo de Ministros, quien se hará cargo de la secretaría técnica, y del representante del Ministerio de Energía y Minas. En el caso de la sociedad civil se ha mantenido la misma cuota de representación, distribuida entre las provincias de Ilo y Mariscal Nieto, y Torata como zona de influencia directa del proyecto.      

Todo bien hasta aquí, solo que salta la pregunta del millón: ¿a quién favorecerá la presencia de estos dos ministerios en el novísimo Comité? Si es a favor de Moquegua, bienvenidos, pero si no es así, pues ya nos la hicieron bonita y nos vendieron gato por liebre. Nadie sabe para quién trabaja, ¿o sí?

Adicionalmente hay que señalar que la resolución de PCM señala que el Comité tendrá un año de vida, olvidando que la empresa tiene compromisos con Moquegua, tanto en la fase de construcción, como en la fase de operación y cierre de minas. El comité de seguimiento anterior tenía un plazo indeterminado por lo que se adaptaba mejor a nuestra realidad.

En segundo lugar, hay que aclarar que la Mesa de Diálogo se mantiene como tal y su función no es otra más que analizar la problemática de la actividad minera. La mesa es un espacio donde se toman los acuerdos con la actividad minera y que luego dan pie a que la creación de los comités de seguimiento como el que estamos analizando líneas arriba. En consecuencia, no es lo mismo, cada espacio tiene un rol claro que cumplir

Finalmente, la resolución emitida recientemente ha incurrido en un craso error que merece ser rectificado dado que su alcance no debe ser solamente para Anglo American, sino también para el resto de la actividad minera.

Resulta curioso que todos hablen del incumplimiento de los acuerdos con Anglo American Quellaveco y nadie habla de Southern Perú, que lleva más de 50 años de operación minera, con más de 14 años de diálogo, y sin ningún resultado a la vista que mostrar.